El 'monstruo', o shelf cloud, de ayer en Pescara

Ayer por la tarde un espectacular 'shelf cloud' enmudeció la región italiana de Abruzos. Las nubes oscuras, el vendaval y los truenos hundieron al Adriático en el invierno, tras unos días primaverales.

Juan José Villena Juan José Villena Juan José Villena 12 Mar 2019 - 04:56 UTC

La península itálica llevaba unos cuantos días inmersa en el tiempo primaveral, con temperaturas máximas cercanas a los 20 ºC que la semana pasada invitaron a quitarse las chaquetas, por fin, después de un arranque de año por allí frío e inestable. Ayer, sin embargo, la llegada de un frente frío que aguardaba aire polar cambió de forma radical el tiempo. A media tarde la región de Abruzos vió como el cielo se tornaba oscuro. Las nubes empezaron a trazar ‘girones’ en las costas del mar Adriático hasta formar un enorme ‘shelf cloud’. Este tipo de formaciones nubosas suelen ir acompañadas de fuertes rachas de viento y precipitaciones en ocasiones intensas. La tormenta de ayer en la ciudad de Pescara cumplió con la primera máxima, pero no con la segunda.

Sobre las 17:30 horas el viento se intensificó y llegó a presentar ráfagas cercanas a los 50 km/h, según una estación meteorológica local. Además, la temperatura cayó cerca de 3 ºC, pasando de los 14 a los 11 ºC en apenas unos minutos. El cielo hacía presagiar un buen chaparrón pero después se registraron poco más de 3 litros por metro cuadrado. Eso sí, a cambio de los numerosos daños producidos por el vendaval. Los bomberos tuvieron que retirar ramas y vallas publicitarias de las calzadas, además de asegurar unos cuantos techos dañados por el viento.

En otros puntos de Italia sí que llovió con mayor intensidad e incluso, unido al descenso de temperaturas, volvió la nieve a las montañas a partir de los 1100 o 1500 metros. Hoy los últimos chubascos podrán dejar copos a tan solo 500 metros, no obstante, de cara a la noche se abrirán grandes claros. El ambiente será fresco con viento moderado o fuerte del norte. Italia está viviendo un último zarpazo invernal.

Publicidad