meteored.com.ar

Qatar 2022: una copa mundial bien caliente

Presentada como la “primera Copa Mundial neutra en carbono”, Qatar 2022 ya despertó polémica por la calidad de las compensaciones. Por primera vez, este torneo se juega en el invierno boreal para evitar las temperaturas extremas del Golfo Pérsico.

Acusan a la FIFA de Greenwashing
El presidente de FIFA, Gianni Infantino, mostrando la Green Card creada para la Copa Mundial FIFA 2022. Los ambientalistas califican de engaño la neutralidad de carbono del mundial.

Por primera vez en su historia, la final de la Copa Mundial se jugará en diciembre en lugar de los tradicionales meses de junio o julio. Y también, por primera vez desde 1930, el comité organizador de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) se ha comprometido a reducir y compensar las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la realización de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022, pero no sin despertar polémica.

Sin lugar a duda, el Cambio Climático se ha convertido en una parte integral del torneo más importante del deporte más popular del planeta.

El fútbol en un mundo más cálido


Los registros de temperaturas medias globales han aumentado de manera constante desde el primer torneo de la Copa del Mundo en Uruguay, en 1930. Los principales riesgos relacionados con el clima que enfrentan los jugadores de fútbol, los aficionados y los servicios e industrias relacionadas, están relacionados con los eventos de temperaturas y precipitaciones extremas, la calidad del aire -desmejorada por la contaminación por carbono o el humo de incendios forestales-, nos obligan a repensar fechas y localidades, como también la seguridad de las instalaciones ante eventos hidrometeorológicos extremos, y la necesidad de disminuir las emisiones como parte de la acción por el clima.

Y esto se debe principalmente a que los estadios concentran riesgos. Un estadio, en definitiva, es una pequeña superficie superpoblada que debe ser segura para los jugadores, los espectadores y la industria. Los principales estadios del planeta, como el Azteca (Ciudad de México), Wembley (Londres) o Camp Nou (Barcelona) tienen una densidad poblacional 100 veces mayor a la ciudad más densamente poblada del planeta: Tokio.

En este caso, el código de cada barra se presenta en colores que simbolizan las temperaturas registradas desde finales del siglo XIX hasta la actualidad; del azul más frío al rojo más cálido, pasado por el blanco que indica la temperatura media del periodo analizado.
Cada barra simboliza el aumento de temperatura en el país anfitrión de la Copa Mundial FIFA 2022: del azul más frío al rojo más cálido, pasando por el blanco que indica la temperatura media del periodo analizado.

Climate Central, una ONG especializada en investigación y comunicación de los impactos y las soluciones del cambio climático, indica que la salud y el rendimiento de los deportistas se ven seriamente afectados por las condiciones ambientales en un mundo más cálido.

Realizando actividades deportivas, el cuerpo llega a producir entre 15 y 20 veces más calor que durante el reposo. Y si realizamos estas actividades en un ambiente de mucho calor y elevada humedad, la sudoración - principal mecanismo de enfriamiento de nuestro cuerpo- puede no ser lo suficientemente efectiva como para evitar el sobrecalentamiento, aumentando las chances de sufrir eventos de estrés o agotamiento por calor, hipertermia, insolación, deshidratación y hasta calambres.

Aire acondicionado estadios Qatar
Cada uno de los 8 estadios de la Copa del Mundo en Qatar, tendrá sistemas de acondicionadores de aire gigantes para combatir las altas temperaturas.

Por todo ello, es importante adoptar medidas para reducir los riesgos graves para la salud y la seguridad de los deportistas, espectadores y trabajadores al aire libre en nuestro mundo cada vez más cálido.

Por ello se observan en esta Copa Mundial, grandes superficies con sombra artificial, humificadores que enfrían por evaporación y equipos de aire acondicionado, como diferentes medidas para reducir la exposición al calor, generando un impacto positivo para los jugadores y espectadores a la vez que causan un impacto negativo en el ambiente.

¿Es realmente Qatar 2022, una copa carbono neutral?

Según indicó FIFA, todas las actividades relacionadas con la Copa del Mundo de 2022 emitirán alrededor de 3,6 millones de toneladas métricas de CO2 equivalente, un 70 % mayor a la huella de carbono de la Copa del Mundo Rusia 2018, y las emisiones más altas reportadas por la FIFA para una Copa Munidial desde que comenzaron los informes en 2010.

Para tomar real dimensión de las emisiones de relacionadas con la Copa Qatar 2022, podemos decir que son comparables a las emisiones de más de 775.000 automóviles en un año.

Qatar 2022
Pese a que FIFA afirma que esta será la primera copa mundial neutral en carbono, organizaciones ambientales ponen en duda que lo sea.

FIFA señaló que la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de esta Copa provendrán de viajes (52 %), construcción y operación de infraestructura (24 %) y alojamiento (20 %). Al respecto, señaló que se crearon parques nuevos alrededor de los estadios y lugares de entrenamiento, los que se irrigarán con “agua 100% reciclada”. Y que, a principios de 2020, se habían plantado 500.000 m2 de césped, 5.000 árboles y 80.000 arbustos en los recintos de los estadios y espacios públicos en todo Qatar a la vez que el consumo de agua en los estadios es un 40% inferior a los requisitos internacionales.

Sin embargo, organismos especializados han cuestionado seriamente la contabilidad de emisiones que el comité organizador está haciendo del torneo, las que no están basadas en ningún mecanismo probado o científico.

Al respecto Carbon Market Watch, una ONG especializada en el mercado de carbono, señaló lo siguiente: “Nuestra investigación revela que los cálculos utilizados para hacer que el evento parezca neutro en carbono ignoran algunas de las principales fuentes de emisiones, y los créditos que se están comprando actualmente para compensarlos tienen un bajo nivel de integridad ambiental, lo que significa que es poco probable que beneficien al clima”.

FIFA Vs. Carbon Market Watch
En contraposición a la "Tarjeta Verde" de la FIFA, Carbon Market Watch le sacó "Tarjeta Amarilla".

Otras organizaciones le solicitan a FIFA que retire sus afirmaciones de neutralidad de carbono, asuma la responsabilidad de reducir las emisiones en primer lugar y solo utilice compensaciones como último recurso. Es que FIFA usará los créditos de carbono para alcanzar las cero emisiones netas, pero para que sean realmente efectivos, estos créditos de carbono deben seguir un principio llamado de “adicionalidad”; es decir que deben ser proyectos que generen nuevas reducciones de emisiones y que no habrían sucedido de ninguna otra forma.

Sin embargo, los expertos afirman que la FIFA está comprando créditos de proyectos que ya estaban en marcha, con lo que no hay una reducción de emisiones adicional.

Adicionalmente a las altas temperaturas y a las inesperadas derrotas de seleccionados favoritos como Argentina y Alemania, las acusaciones a la FIFA de hacer "greenwashing" -es decir una acción de marketing sin sustento ambiental-, están haciendo de este mundial Qatar 2022, una copa bien caliente.