meteored.com.ar

Actualización: prevén temporada de huracanes extremadamente activa

Científicos de la NOAA actualizaron su predicción para la temporada de huracanes de 2020 en la cuenca del Atlántico y ahora estiman hasta 25 tormentas con nombre. Ya se han producido 9 sistemas y recién ahora comienza la etapa más activa de la temporada.

Temporada huracanes activa Atlántico 2020 NOAA
La última actualización de pronóstico prevé hasta 25 sistemas nombrados, pero difícilmente se superen los 28 registrados en 2005.

Luego de una cantidad récord de 9 ciclones nombrados en el Océano Atlántico en los últimos dos meses, los científicos de la Administración Nacional oceánica y atmosférica (NOAA) actualizaron el último jueves 6 su pronóstico para el resto de la temporada de huracanes, indicando que es probable que sea extremadamente activa.

"Se perfila como una de las temporadas más activas registradas", dijo Louis Uccellini, director del Servicio Meteorológico Nacional.

Se estima que podría haber de 19 a 25 tormentas con nombre, es decir, aquellas que superan los 61km/h de viento sostenido. De estas, de 7 a 11 podrían alcanzar la categoría de huracán (más de 120km/h), incluidos 3 a 6 de categoría mayor.

Gerry Bell, pronosticador principal de la NOAA, indicó que “nunca antes habíamos pronosticado hasta 25 tormentas con nombre”. Pero dijo que es poco probable que la temporada sea tan activa como en 2005, cuando hubo 28 tormentas con nombre y el Servicio Meteorológico tuvo que recurrir al alfabeto griego para nombrar a los sistemas ciclónicos.

Números que evidencian una temporada muy activa

La temporada comenzó oficialmente el 1 de junio, y ya ha visto nueve sistemas nombrados, incluido el último huracán Isaías, que azotó las Bahamas y la costa este de los Estados Unidos. Es la mayor cantidad de tormentas registradas durante los primeros dos meses de una temporada.

Es importante destacar que estos primeros meses de la temporada suelen ser relativamente calmos, y que alrededor del 95% de las tormentas tropicales ocurren entre mediados de agosto y finales de octubre, considerándose al 10 de septiembre como el pico de la temporada.

Históricamente, solo dos tormentas con nombre se forman en promedio hasta principios de agosto, y es necesario esperar hasta comienzos de octubre para nombrar a la novena tormenta, como ya sucedió este año tempranamente.

Posibles causas

Las condiciones oceánicas y atmosféricas actuales que hacen posible una temporada de huracanes "extremadamente activa" son temperaturas de la superficie del mar más cálidas que el promedio en el océano Atlántico tropical y el mar Caribe, una escasa cortante vertical del viento, vientos alisios tropicales más débiles del Atlántico y un monzón fortalecido en África occidental. Se espera que estas condiciones perduren a lo largo de los próximos meses.

Un factor climático destacado detrás de estas condiciones es la fase cálida en curso de la Oscilación Multidecadal del Atlántico (AMO, por sus siglas en ingles), que reapareció en 1995 y ha estado favoreciendo temporadas de huracanes más activas desde ese momento.

Otro factor climático que contribuye este año es la posibilidad de que La Niña se desarrolle en los próximos meses. La Niña podría debilitar aún más la cortante del viento sobre la Cuenca del Atlántico, permitiendo que las tormentas se desarrollen e intensifiquen.