Alerta máxima: las impactantes imágenes de la erupción del volcán Taal

El volcán entró en actividad luego de 40 años. Se elevó el nivel de alerta a 4 y se advirtió la posibilidad de que se produzca un “tsunami volcánico”. Impactantes imágenes y videos.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 13 Ene 2020 - 04:19 UTC

El volcán Taal, uno de los más pequeños del mundo pero el segundo más activo de Filipinas, entró en erupción este domingo luego de 40 años expulsando vapor y cenizas, mientras que, para la madrugada del lunes, el magma había alcanzado la superficie con fuentes de lava visibles.

El Taal es una isla dentro del pintoresco lago del mismo nombre, situado dentro de una caldera formada por una anterior erupción y forma parte de una cadena volcánica que se extiende por la región occidental de la isla de Luzón.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas ha elevado a Alerta 4 el nivel (inminente erupción peligrosa) tras una intensificación de la actividad volcánica en la caldera del volcán de Taal, y advirtió de la posibilidad de que se produzca un “tsunami volcánico”.

Este fenómeno ocurre cuando el agua del lago de la caldera del volcán es desplazada por la deformación del fondo del lago debido al ascenso del magma, explicó el organismo.

Una erupción podría producirse "en las próximas horas o días", declaró Renato Solidum, jefe del Instituto de vulcanología y sismología de Filipinas.

"La actividad eruptiva del cráter principal del volcán Taal se ha intensificado y la erupción ha causado ya una columna de vapor de entre 10 y 15 kilómetros de altitud, rayos volcánicos y ceniza húmeda hasta localidades como Quezon City", explicó el Instituto.

Impactos de la erupción volcánica

Más de 7500 personas fueron evacuadas en las últimas horas. Los aeropuertos Ninoy Aquino de Manila y el de Clark, al norte de la capital, permanecen cerrados por la falta de visibilidad y ya se han cancelado 109 vuelos internacionales y 87 domésticos.

También se suspendieron las clases y el trabajo en entidades de gobierno en Manila y en la región de Calabarzon, donde se ubican las provincias Batangas y Cavite, las más afectadas por la erupción.

Cerca del volcán, todo está cubierto por una gruesa capa de ceniza y humo tóxico, por lo que se recomendó no salir a las calles o utilizar mascarillas y gafas.

Publicidad