Alerta roja en China por el tifón mortal Lekima

La llegada del supertifón Lekima puso en alerta máxima parte del este de China. Te contamos todas las graves consecuencias que generó este tifón mortal, y cuál será el impacto en las próximas horas.

Marina Fernández Marina Fernández 10 Ago 2019 - 15:30 UTC
Tifón Lekima China
Imagen satelital del supertifón Lekima una hora después de haber tocado tierra en la ciudad de Chengnan, Zhejiang, en la madrugada del 10 de agosto. Fuente: CMA

La información urgente llega desde China y tiene como protagonista al supertifón Lekima. Desde el pasado viernes por la mañana las autoridades del Centro Meteorológico Nacional de China, han declarado la alerta roja (la máxima de un total de cuatro niveles), por el paso del sistema en la región de la costa oriental del país. Esto autorizó a los funcionarios a ordenar evacuaciones, suspender viajes en tren y avión, y obligar a los barcos a regresar al puerto seguro.

El ojo de Lekima tocó tierra este 10 de agosto en horas de la madrugada (cerca de la 1.45 a.m.), en la provincia de Zhejiang cerca de la ciudad de Taizhou con intensidades de viento alrededor de los 209 km/h. Lamentablemente ya tiene el título de tifón mortal, hasta este momento de la madrugada de sábado se contabilizan: 13 personas muertas (en la provincia de Zhejiang) y otras 20 desaparecidas. Estas cifras muy posiblemente sean sólo preliminares, pueden crecer porque el sistema aún permanece muy activo generando lluvias torrenciales con posibles deslizamientos de tierra, peligroso oleaje y marejadas en la línea de la costa por las violentas ráfagas de viento, que se esperan a lo largo de la costa densamente poblada.

Cerca de un millón de personas fueron evacuadas, y tal es así que la prensa local la ha llamado “la gran evacuación", más de 700 mil lograron reubicarse en lugares seguros antes de la llegada de la tormenta, y más de 100 mil fueron trasladadas a centros de prevención de desastres. Se cancelaron múltiples vuelos el viernes desde ciudades como Shanghai y Hangzhou. Unos 1200 trenes que se dirigían en su mayoría hacia y desde la región del delta del río Yangtze (desbordado y generando inundaciones en zonas aledañas), fuera de Beijing también fueron cancelados. Se ordenó el amarre de al menos 5 mil barcos de la provincia de Zhejiang y la salida de los 200 turistas de la isla de Beijín.

Lekima antes de llegar a China

El pasado 7 de agosto el centro del tifón Lekima (conocido en Filipinas como Hanna), estaba ubicado a 600 km al sur de Okinawa, Japón. Si bien el ojo del sistema no tocó tierra en Filipinas y pasó al norte del país, aporto muy negativamente a las lluvias monzónicas del sudoeste. Como consecuencias de las marejadas y oleaje se hundieron tres barcos en el estrecho de Guimaras, dejando a 3 personas desaparecidas y 31 muertos como saldo fatal.

Mientras avanzaba por la región hacia el sur de las Islas Ryukyu y el norte de Taiwán se fortaleció llegando a intensidades de categoría 4 (como supertifón), con velocidades alrededor de los 234 km/h. Cuando el supertifón pasó próximo al norte de Taiwan y atravesó el estrecho de Formosa, causó 3 muertos, dejó a más de 40 mil casas sin luz, arrancó decenas de árboles de raíz, generó inundaciones y deslizamientos de tierra. Se suspendieron las clases y el servicio ferroviario de alta velocidad, además se cerraron oficinas para atenuar los efectos negativos de los vientos.

Los daños que puede provocar

A pesar de que la potencia de los vientos de Lekima se ha degradado desde el momento en el que tocó tierra, (a esta hora de la mañana mantiene vientos de 120km/h), aún la costa oriental de China se mantiene en alerta roja. Se espera que durante este sábado se vaya desplazando desde Zhejiang en dirección norte dejando fuertes lluvias e inundaciones en áreas en el municipio de Shanghái así como en las provincias de Anhui, Fujian, Jiangsu y la ya mencionada Zhejiang, corren riesgo. Los profesionales locales prevén acumulados que pueden superar los 300 mm de manera local, en las cercanías de la línea de la costa.

El Pacífico Occidental en plena temporada de tifones permanece muy activo. Simultáneamente otro ciclón tropical peligroso Krosa, que actualmente se encuentra al este de Lekima con viento máximo en las últimas horas de 130 km/h (como tifón de categoría 1), planea moverse hacia Japón, podría acercarse peligrosamente y hasta tocar tierra la próxima semana.

Además, se esperan lluvias torrenciales e inundaciones en partes de la provincia de Shandong durante varios días, los meteorólogos locales comentaron que en parte esas lluvias también ayudarían a calmar las preocupaciones por la sequía, y reponer el agua de los embalses en esa zona.

Publicidad