Año 2018: El cuarto más caluroso desde que se tienen datos

Los datos confirman a 2018 como el cuarto más caluroso desde 1880. El podio de los puestos corresponde a los años 2015, 2016 y 2017. El calentamiento del planeta no se detiene.

Enzo Campetella Enzo Campetella 07 Feb 2019 - 10:23 UTC
calentamiento
El ritmo de calentamiento del planeta no se detiene, y los datos lo confirman

Los datos crudos nos dicen que 2018 cerró con 0,83°C por encima del promedio 1950 - 1980. Pero si se toman los datos desde 1880, el año se ubicó como el cuarto más caluroso. Según apunta Earth Observatory de NASA indica que los tres primeros lugares del listado está conformado por 2016, 2017 y 2015 respectivamente.

En otras palabras, si comparamos datos desde 1880, los cuatro más calurosos resultan ser los últimos cuatro años. Pero si agregamos al año 2014, podemos concluir que los cinco últimos años han tenido las temperaturas promedio más elevadas en tiempos modernos. La tendencia del calentamiento global se incrementó notoriamente desde el año 2000.

Algunos sectores como el Ártico son los que más se han calentado en las últimas dos décadas, empujando el promedio global hacia arriba. De acuerdo a lo indicado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) con sede en Ginebra (Suiza), si los datos de 2018 se los compara con la era pre-industrial 1850 - 1900 el calentamiento alcanza a 1°C.

Nivel de calentamiento excepcional

El año 2016, potenciado con un fuerte efecto de El Niño mantiene el primer lugar como el más caluroso con 1,2°C por encima de la era pre-industrial. Los que le siguen en la lista, 2017 y 2015, estuvieron muy cerca con 1,1°C por encima del mismo nivel. Esta tendencia es un claro indicador del incremento en la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, el decrecimiento del hielo polar y el aumento del nivel del mar junto a su acidificación.

El secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, Petteri Taalas sostuvo que “los 20 años más cálidos han sido dentro de los últimos 22 años. El nivel de calentamiento en los últimos cuatro años ha sido excepcional, tanto en los continentes como en el mar. Las temperaturas son solo una parte de la historia”.

Las condiciones extremas y el alto impacto de tiempo severo, cada vez más recurrente, afectan a muchos países y a millones de personas. Las repercusiones son devastadoras para las economías y el ecosistema. Países más pobres son los más vulnerables a este tipo de efectos.

Cómo se inició 2019

Las cosas no parecen muy diferentes para este 2019. El año comenzó con condiciones extremas y de alto impacto. Extremas y peligrosas olas de frío afectaron a América del Norte, fenómenos totalmente esperables dentro del calentamiento global. Por otro lado, Australia soportó olas de calor que quebraron todos los récords, y lluvias que afectaron una porción importante del norte de Argentina.

Las nevadas que se registraron en los Alpes y sobre los Himalayas también resultaron muy extremas. La temperatura global durante enero ha sido 0,4°C más elevada que el promedio 1981 - 2000 de acuerdo a Copernicus Climate Change Services de la Unión Europea. Otras zonas con valores de temperatura por encima de los promedios resultaron ser medio oriente y el este de Siberia.

Algunas zonas del norte de España recibieron lluvias muy por encima de los promedios, con graves consecuencia en la región de Asturias con un número importante de fatalidades. Por otro lado, Australia, el sur de África y el este de Brasil reportaron condiciones extremadamente secas.

Publicidad