meteored.com.ar

Desde 1993 se evitó la extinción de 48 especies

Los esfuerzos de conservación ya evitaron la extinción de 32 especies de aves y de 16 mamíferos desde 1993. Y aunque el camino es largo, gracias a políticas y medidas implementadas en los últimos años, hoy podemos contar varias historias de éxito.

extincion, animales, conservacion, fauna
Los esfuerzos de conservación ya evitaron la extinción de 32 especies de aves y de 16 mamíferos desde 1993

A lo largo de la historia de nuestro planeta ocurrieron cinco grandes extinciones de las especies que habitaron la Tierra. En la actualidad, el planeta está al borde de la Sexta Gran Extinción. Para ver una pérdida de especies semejante tendríamos que remontarnos entre 10.000 y 15.000 años atrás, cuando el final de la era glacial llevó a la desaparición de la megafauna, entre la que se encontraban mamuts, tigres dientes de sable y rinocerontes lanudos. En aquella ocasión, el impacto de los cazadores humanos ayudó a la debacle. Ahora, la acción directa de nuestra especie es el actor principal.

Se considera que una especie está en peligro de extinción cuando todos los representantes de la misma corren el riesgo de desaparecer de la faz de la Tierra.

Evitar que una especie desaparezca no es una tarea fácil. Implica la puesta en marcha de una gran cantidad de recursos y acciones concretas, como evitar la fragmentación de hábitats, perseguir y castigar con dureza la caza ilegal y el tráfico de especies, la creación de reservas naturales o el fomento de programas de reproducción, reintroducción y de mejora genética. Pero gracias al compromiso de miles de personas se evitó la extinción de 32 especies de aves y de 16 mamíferos desde 1993. Estas son las historias de éxito en la preservación de las especies en peligro de extinción.

Especies recuperadas

Zancos negros de Nueva Zelanda: en 1981 la población era de 23 aves, en gran parte debido a los depredadores invasores. Los números se habían recuperado a 106 en 2017, pero la presión de los depredadores permanece.

Gibón de Hainan: es el primate más amenazado del mundo. En la década de 1980, solo quedaban alrededor de nueve. El seguimiento por parte de conservacionistas y habitantes locales desde 2005 ha disuadido la caza furtiva, y ahora se cree que hay alrededor de 33 individuos.

Tigres: en 2010 se contabilizaron nada más que 3200 tigres, cuando se acordó una iniciativa internacional con el objetivo de duplicar el número de tigres para 2022. Las estimaciones oficiales deben presentarse el próximo año, pero se estima que las cifras serán superiores en India, Nepal, Bután, China y Rusia.

panda, tigre, mono, gorila
Gibón de Hainan- Panda gigante- Gorila de montaña-Tigre

Gorilas de montaña: la caza furtiva y la tala de bosques para la agricultura redujeron el número de gorilas de montaña a solo 250 en 1981. Desde entonces, el ecoturismo despegó e hizo que los gorilas fueran más valiosos vivos que muertos. Los números ahora se sitúan en un mínimo de 1063. Es el único gran simio cuya población está en aumento.

Delfín del río Indo: este delfín ciego reside en el río Indo. La mayor parte de la población, menos de 600 ejemplares en total, habita en el curso bajo del río. La presencia de varias presas impide el movimiento de los individuos y mantiene aisladas las poblaciones. La educación de las comunidades pesqueras y reclutar personas locales para el ecoturismo y el monitoreo fue la clave para que su número aumente en los últimos 20 años.

Según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, aproximadamente 5.200 especies de animales se encuentran en peligro de extinción en la actualidad. Además, en un desglose por clase, se encuentran en peligro de extinción el 11% de las aves, el 20% de los reptiles, el 34% de los peces y 25% de los anfibios y mamíferos.

Ballenas azules: estos habitantes antárticos casi fueron aniquilados por la caza de ballenas, dejando solo 360 individuos en la década de 1970. Las estimaciones preliminares muestran que el número se recuperó a unos 4500 individuos para 2015, tras una moratoria internacional sobre la caza de ballenas.

Bisonte europeo: el último individuo salvaje fue asesinado en 1927 y quedaban 12 en cautiverio. Gracias a un programa de conservación y reproducción, se logró una descendencia de 613 bisontes.

Rinoceronte de Java: este mamífero estaba prácticamente extinto. Hoy, la población total de rinocerontes está confinada en un área protegida en Java, alcanzando cerca de 70 individuos gracias a los esfuerzos liderados por el gobierno de Indonesia.

extincion, salvaje, rescate, habitat
Cóndor de California- Delfín del río Indo- Ballena azul- Zanco Negro- Bisonte Europeo- Rinoceronte de Java

Cóndor de California: en 1987 solo quedaban 27 debido a la caza furtiva, el envenenamiento y la destrucción de su hábitat. Luego de un exitoso programa de cría en cautiverio, los cóndores fueron reintroducidos en la naturaleza a partir de 1991. El recuento de población de cóndores conocidos ahora ronda los 405, incluidas 226 aves que viven en la naturaleza y 179 en cautiverio

Panda gigante: su población disminuyó rápidamente en el siglo XX, pero la voluntad política y las áreas protegidas cambiaron la historia. China ha creado 67 reservas de pandas gigantes desde la década de 1960, y en 1988 prohibió la tala por completo en sus hábitats. Se estima que hay 1600 pandas en libertad.