El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea está a punto de activarse

Una nube de gas se dirige en espiral hacia el agujero negro supermasivo Sgr A*, situado en el centro de la Vía Láctea. Esta nube podría hacer que el agujero negro se active por primera vez en mucho tiempo.

agujero negro Via lactea
Los investigadores han hallado pruebas de que el agujero negro situado en el centro de la Vía Láctea está a punto de entrar en actividad.

Los agujeros negros supermasivos son objetos que se encuentran en el centro de las galaxias. Son objetos que pueden alcanzar unas mil millones de veces la masa del Sol. La propia Vía Láctea tiene un agujero negro supermasivo en su centro, Sgr A* (Sagitario A*).

Hay un misterio en torno a estos objetos: ¿cómo llegaron al centro de las galaxias y cómo llegaron al tamaño que tienen actualmente? Son dos preguntas que todavía no tienen una respuesta definitiva y muchos investigadores centran su trabajo en responderlas utilizando telescopios, como el Telescopio Espacial James Webb.

Una forma de entenderlos es observarlos cuando capturan algo y comienzan el proceso llamado acreción. El agujero negro supermasivo más cercano a nosotros está cerca de iniciar este proceso, según un estudio publicado en The Astrophysical Journal.

¿Cómo se alimentan los agujeros negros?

Cuando pensamos en agujeros negros, pronto pensamos en objetos que devoran todo a medida que viajan por el Universo. Sin embargo, el proceso en el que se alimentan es mucho más complicado que eso.

Primero, algo debe ser capturado por el fuerte campo gravitatorio de ese objeto. A partir de ahí, puede tener lugar un proceso llamado acreción.

El proceso de acreción ocurre cuando se transporta el momento angular y se forma un disco, llamado disco de acreción, alrededor del agujero negro.

Las partes internas del disco comienzan a girar en espiral hacia el agujero negro. El disco de acreción puede emitir un resplandor, que podemos observar con telescopios y entender mejor el complicado proceso de acreción.

Sgr A*: el agujero negro supermasivo de la Vía Láctea

Para comprender mejor estos objetos, es útil observar el agujero negro más cercano a nosotros, Sgr A*. Este objeto ha sido el resultado de un intenso estudio durante décadas, incluido un Premio Nobel de Física asociado con su descubrimiento y siendo el tema de la segunda foto de un agujero negro publicada por el Event Horizon Telescope.

agujero negro supermasivo de la Vía Láctea Sgr A*
El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, Sgr A*. El agujero negro supermasivo tiene 4 millones de masas solares y la primera foto se publicó en mayo de 2022. Crédito: Event Horizon Telescope Collaboration

Como la mayoría de los agujeros negros supermasivos cercanos a nosotros, Sgr A* se encuentra en un estado en el que se alimenta muy poco. La dieta de este objeto se limita a los vientos de las estrellas que lo orbitan, que es muy poco, y algunos investigadores ya lo consideran un agujero negro inactivo.

Sin embargo, es importante observar el entorno en el que se encuentra y, recientemente, utilizando datos de unos 20 años, encontraron pruebas de que una burbuja de gas se acerca a Sgr A*.

Escombros de la colisión de dos estrellas

Utilizando datos del centro de la Vía Láctea, investigadores de la Universidad de California han encontrado una burbuja de gas, llamada X7.

Imágenes de la burbuja de gas X7 alrededor del agujero negro
Utilizando datos de unos 20 años, investigadores de la Universidad de California pudieron observar la nube de gas X7 que se dirige en espiral hacia Sgr A*. Crédito: UCLA
La burbuja de gas tiene unas 50 veces la masa de la Tierra y se mueve a una velocidad de unos 1100 km/h en una órbita elíptica de 170 años alrededor de Sgr A*.


Observaciones más detalladas llevaron al grupo de investigadores a proponer que esta burbuja de gas provino de una colisión directa entre dos estrellas. Cuando dos estrellas chocaron cerca de Sgr A*, liberaron restos de gas que ahora orbitan alrededor del agujero negro.

Momentos previos a la comida

Al observar la trayectoria de la burbuja de gas X7, podemos rastrear los momentos antes de que el agujero negro supermasivo se active. Puede darnos una idea del poder gravitacional del objeto central y cómo afecta el entorno que lo rodea.

Además, comprender la burbuja de gas puede darnos respuestas sobre la Física de la acreción, que es un proceso complejo con preguntas aún abiertas. Finalmente, la burbuja también puede darnos una dirección para responder las dos preguntas esenciales de cómo surgió y por qué está allí.

Destacamos