Huracán Sally: devastación y consecuencias históricas

Sallly azotó parte de Alabama y Florida en EE.UU. con gran violencia. Marejadas importantes y lluvias torrenciales con inundaciones récord, que aún siguen preocupando mientras se desplaza por el sudeste de ese país.

El ojo del huracán Sally impactó con categoría 2 (168 km/h) en la costa del estado de Alabama el pasado miércoles por la mañana, y desde entonces trae consecuencias devastadoras para los habitantes del sudeste de EE.UU. Hasta el momento ha dejado lluvias torrenciales que de manera puntual han logrado alcanzar los 900 mm, desde Florida Panhandle al oeste de Tallahassee hasta Mobile Bay en Alabama, informa el Centro Nacional de Huracanes.

El sistema se ha degradado a depresión post-tropical, sin embargo mantienen en alerta por inundaciones históricas y catastróficas a la población. Miles de evacuados en plena pandemia, más de medio millón de personas sin electricidad, árboles caídos sobre viviendas totalmente derrumbadas, y cientos de personas en los techos de sus casas pidiendo auxilio esperando ser rescatadas. Lamentablemente, el fenómeno meteorológico ya dejó una victima fatal al momento en Orange Beach, Alabama.

Sally se moverá dejando más lluvias durante el jueves sobre el centro de Georgia y por la noche sobre Carolina del Sur. El oeste y centro de Carolina del Norte y extremo sudeste de Virginia, incluso podrían verse afectados desde el viernes con lluvias de hasta 200 mm.