meteored.com.ar

Incendios forestales en EE.UU. camino a un nuevo récord

Varios estados del oeste de EE.UU. están bajo alerta por decenas de incendios forestales, que también amenazan a la población entre evacuaciones y viviendas que ya se calcinaron. El trabajo para los bomberos es muy complicado por la meteorología adversa. Actualizamos los números del desastre.

Incendio forestal Bootleg Fire
Estados Unidos va camino a otra temporada récord de incendios forestales, lleva tres veces más hectáreas quemadas con respecto al mismo periodo pero del año 2020.

Desde el último fin de semana la situación de los incendios forestales en el oeste de los EE.UU. ha recrudecido. Viento fuerte con ráfagas de direcciones variables, elevadas temperaturas y la formación de nubes de tormenta de tipo pyrocúmulus, dieron lugar al desarrollo de intensa actividad eléctrica sobre pasturas extremadamente secas, y con cada rayo a tierra la posibilidad de generar nuevos focos. La llegada de las llamas a zonas escarpadas dificulta al extremo la labor de los bomberos, que vienen enfrentando momentos muy duros desde hace semanas.

Oregon y California son los dos estados más golpeados por el fuego y allí se manejan cifras estremecedoras. Al momento de redactar este informe son 80 los focos activos, y se han consumido al menos 4700 km2, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos; el Servicio Forestal Federal señaló que al menos 16 focos grandes ardían tan solo en la región noroeste adyacente al Pacífico.

Estados Unidos va camino a otra temporada récord de incendios forestales, lleva tres veces más hectáreas quemadas con respecto al mismo periodo pero del año 2020, con unos 4991 focos este año, frente a 700 del año pasado a esta altura del mes de julio.

Se sumaron nuevas órdenes de evacuación a las que ya se habían emitido con anterioridad para miles de personas, incluidos 2 mil residentes de zonas rurales y áreas protegidas muy cerca de las llamas. Más de 100 estructuras y al menos 67 viviendas fueron arrasadas por el fuego, mientras otras permanecen amenazadas.

En Oregon, el mayor incendio de EE.UU.

El mayor incendio de EE.UU. se ubica en estos momentos en el estado de Oregon, fue bautizado como "Bootleg Fire" y es tan destructivo que está considerado como uno de los más grandes de la historia de Oregon. Se encuentra a 45 km al noreste de Klamath Falls y abarca una extensión mayor a 1300 km2, superando el tamaño de Los Ángeles. En este incendio ubicado justo al norte de la frontera con California trabajan al momento 2181 personas, y se encuentra en un 25% contenido.

Debieron evacuar la Estación de Nature Conservancy en Sycan Marsh, y los bomberos que trabajan día y noche, facilitaron protección a la estructura. La actividad del incendio mantuvo una densa cobertura de humo, "este incendio es un verdadero desafío, y tenemos previsto una batalla sostenida hacia el futuro" dijo Joe Hessel, comandante del Incidente.

Bajo ambiente seco, caluroso, con condiciones ventosas y ráfagas de direcciones variables esta semana se espera un crecimiento de los incendios en el norte, este y sudeste, mientras los bomberos continúan intentando proteger las viviendas y la comunidad de Summer Lake, Oregon.

Bootleg Fire amenaza la red eléctrica del estado, las autoridades quieren evitar que millones de personas entre California y Oregon se queden sin suministro eléctrico en casas y comercios.

Las evacuaciones están cambiando rápidamente debido al comportamiento de este incendio forestal en los condados de Lake y Klamath, mientras dos refugios de evacuación de la Cruz Roja están abiertos las 24 horas, los 7 días de la semana. En cuanto a los cierres, el Bosque Nacional Fremont-Winema está cerrado al público en el área del incendio. Según las autoridades, los impactos del humo continuarán siendo altos en las áreas al norte, noreste y este del incendio, especialmente en las cercanías de Silver Lake, Summer Lake y Paisley.

Fuego en California

El fin de semana las cosas se complicaron en el incendio bautizado "Dixie Fire" en el norte del California, ubicado cerca y al noreste de la población de Paradise al pie de la Sierra Nevada, donde los sobrevivientes de lo que fue el terrible incendio mortal de 2018 “Camp Fire” (que se cobró 86 víctimas fatales), ven este nuevo incendio con muchísimo temor. Las llamas se expandieron por zonas silvestres remotas del terreno escarpado, esta orografía complica severamente el acceso para el combate del fuego, que hasta el momento se encuentra en un 15% contenido y su extensión sobrepasa los 122 km2.

En distintos medios locales circula la información de que la principal compañía de electricidad de California, Pacific Gas and Electric (PG&E), declaró a la Comisión de Servicios Públicos de California que es posible que sus equipos hayan estado involucrados en el estallido del reciente incendio forestal Dixie. Aparentemente se reportó un cortocircuito el 13 de julio, se detectaron fusibles fundidos en un conductor situado en lo alto de un poste, un árbol inclinado hacia el conductor y fuego en la base del árbol.

Otros focos importantes

Las autoridades y los bomberos están particularmente en alerta por el rápido avance del fuego al sur del Lago Tahoe, durante el pasado fin de semana en la frontera entre California y Nevada. Las llamas lograron cruzar la autopista y provocaron el cierre del Pacific Crest Trail (una de las rutas de senderismo más populares EE.UU.).

Incendios forestales Bootleg Fire
Oregon y California son los dos estados más golpeados por el fuego y allí se manejan cifras estremecedoras, con un total de 80 foco activos al momento.

El incendio de Tamarack, iniciado por rayos el 4 de julio, ya había quemado unos 74 km2 de terrenos repletos de arbustos y madera seca hasta el fin de semana, pero repentinamente cobró fuerza el domingo por la noche amenazando a Markleeville, una pequeña población cerca del límite entre California y Nevada, y lleva hasta el momento por lo menos dos estructuras destruidas.

Además, el incendio de Elbow Creek que arde al noreste del estado de Oregon cerca de la frontera con Washington, ya ha consumido un área de 65km2 y solamente hasta el momento está contenido en un 10% según reportaron los bomberos.

Los climatólogos explican que el cambio climático ha hecho mucho más cálido y seco el oeste de EE.UU. en los últimos 30 años, y todo parece indicar que el tiempo extremo se acentuará cada vez más, alentando incendios forestales muchos más frecuentes y destructivos.