Japón espera el impacto directo del supertifón Hagibis

Estamos en la cuenta regresiva, Hagibis se dirige decidido rumbo a la costa este del archipiélago japonés. Las autoridades han tomado medidas preventivas por la alta peligrosidad del fenómeno. El ojo puede impactar muy cerca de la ciudad de Tokio.

Marina Fernández Marina Fernández 11 Oct 2019 - 10:52 UTC
Tifón Hagibis
Imagen satelital del supertifón Hagibis azotando las Islas Marianas del Norte y la Isla de Guam. Fuente NOAA.

En estos momentos Hagibis es el sistema tropical vigente más fuerte del planeta y se encuentra sobre las aguas del Pacífico Noroeste a escasos kilómetros de Japón. Según el estudio de su posible trayectoria mientras se dirige hacia el norte, el blanco directo es la costa oriental de la isla principal Honshu. Esta es la isla más grande y poblada de Japón, es por eso que las autoridades locales han tomado medidas de seguridad extremas.

Frente a la posibilidad de marejadas fuertes, oleaje, vientos huracanados y lluvias muy importantes que ya comienzan a sentirse, este tifón es una amenaza para la vida e intereses de los habitantes de las ciudades costeras, y sobre todo del área metropolitana de Tokio, que es la más poblada del mundo. Se pueden presentar anegamientos en rutas y calles, cortes de suministro eléctrico y cancelación de vuelos. En las góndolas de los supermercados desde ayer se percibe que la población costera se autoabasteció con elementos de primera necesidad frente a la alerta, sobre todo con botellas de agua mineral.

Al momento de redactar esta nota, Hagibis mantiene velocidades de viento máximo sostenido de 222km/h con ráfagas superiores. Mientras se aproxima a la costa de Honshu entrará en contacto con aguas menos cálidas favoreciendo su debilitamiento antes de impactar en tierra. Este sábado se espera que el tifón toque tierra tal vez con categoría 2. Este no es motivo para subestimar el poder de Hagibis, porque será capaz de generar grandes daños.

Pasará a la historia

Esta misma semana Hagibis era tan solo una tormenta tropical sobre las aguas del caliente Océano Pacífico Occidental, al norte de la Isla Guam. Mientras se lo monitoreaba de cerca, los meteorólogos confirmaron que, en tan solo 18 horas pasó de ser una tormenta tropical a un supertifón de categoría 5 con ráfagas superiores a los 315km/h.

Además, su presión central se desplomó unos 77 hPa de manera veloz (en tan solo 24 horas pasó de 992hPa a 915hPa). Esa fue realmente una caída de presión espectacular, aunque no logró batir el récord, por ahora el podio lo sigue manteniendo el tifón Tess de 1953, con una caída de presión de 96hPa en solo seis horas.

En los últimos días Hagibis pasó sobre las Islas Marianas del Norte, afectando además la Isla de Rota y sobre Guam con fuertes lluvias, oleaje, marejadas y vientos de supertifón. Por fortuna, gran parte de su violencia se centró en las islas del norte que se encuentran en su mayoría deshabitadas. Según el Servicio Meteorológico Nacional de Guam los vientos fueron superiores a los 250km/h sobre estas islas, y el ojo de Hagibis azotó con violencia y directamente a la Isla de Anatahan, cerca de la 1 am del martes 8 de octubre.

Lo que podemos esperar de Hagibis

Ya se comenzó a sentir la fuerza del tifón sobre la costa japonesa. La Agencia Meteorológica de Japón (por sus siglas en inglés, JMA), mantiene por ahora bajo alerta a la costa sudeste y centro este de Honshu, y bajo aviso a la costa noreste y buena parte del área centro-sur de la isla. Es posible que las zonas bajo alerta crezcan hacia buena parte del territorio, porque a medida que Hagibis avance hacia el norte y se convierta en ciclón extratropical, se va a expandir comprometiendo un área de mayor tamaño.

Se esperan lluvias importantes en la parte centro y norte del archipiélago, por ejemplo en Tokio y Yokohama se estiman hasta 180mm, y especialmente lluvias torrenciales que podrían superar los 400mm en áreas como Oyama y los alrededores del Monte Fuji, prestando especial atención a los posibles deslaves que esto puede generar dada su orografía.

t>

En cuanto al efecto de las ráfagas de viento sobre el mar, se esperan olas que podrían superar los 10 metros de altura impulsadas por las ráfagas que localmente alcancen los 200 km/h en zonas costeras y expuestas a Hagibis este sábado.

La Compañía Ferroviaria del Centro de Japón cancelará todos sus servicios de trenes bala Shinkansen entre Tokio y Nagoya desde la mañana del sábado. También anunció que se suspenderá la mayoría de los servicios entre las estaciones Nagoya y Shin-Osaka.

Eventos deportivos cancelados

Ante la inminente llegada de este poderoso tifón, las autoridades del Mundial de Rugby decidieron de manera responsable, cancelar con más de 48 horas de anticipación dos de los partidos que se iban a disputar ese día. Se trata de los enfrentamientos entre: Nueva Zelanda-Italia (en Toyota), e Inglaterra-Francia (en Yokohama); ambos estaban pautados para el sábado pero ya se confirmó mediante un comunicado que serán suspendidos. Según expresaron la World Rugby junto con el Comité organizador y de acuerdo a la normativa, ambos partidos se declaran como empate sin goles, y cada selección sumará dos puntos.

Tras el paso del tifón, el domingo se desarrollarán acciones dedicadas especialmente al análisis y control del estado de cada una de las sedes del Mundial, para decidir si es posible continuar con el cronograma de partidos pautados.

Otro evento deportivo afectado por Hagibis es la F1, Mobilityland (empresa del circuito) y la Federación Japonesa de Automovilismo han decidido cancelar todas las actividades de este sábado. Con intensión de resguardar la seguridad de competidores, espectadores y personal en general, la FIA y F1 apoyan la decisión para el Circuito de Suzuka. Por lo tanto, no habrá actividad este sábado, el circuito va a permanecer cerrado para el público y los medios, se posponen las actividades en principio para el domingo, siempre sujeto a la evolución meteorológica de la situación.

Publicidad