meteored.com.ar

Más de 16 muertos en Kentucky por las peores inundaciones de su historia

Las inundaciones repentinas costaron la vida al menos a 16 personas, entre ellos niños y ancianos. Y ese número puede crecer porque se trata de un desastre natural en desarrollo. Otros estados de Estados Unidos también han tenido eventos de inundaciones en las últimas semanas.

Inundaciones repentinas
Las inundaciones repentinas en Kentucky son las peores en su historia. Mucha gente escapó de sus casas con lo puesto en medio de la oscuridad de la noche.

Las inundaciones en el este de Kentucky, Estados Unidos, han cobrado la vida al menos de 16 personas de acuerdo a la última información brindada por las autoridades. No se descarta que este número crezca en las próximos días, ya que la lista se completa con personas desaparecidas. El gobernador del Estado indicó que cree que este cuadro de situación pueda aumentar ya que en los próximos días podría reportarse nuevas tormentas.

De acuerdo a lo señalado por BBC, más de 23.000 personas están también sin electricidad en el estado, al tiempo que el presidente declaró este viernes que las inundaciones como "un desastre mayor" y ordenó ayuda federal para contribuir a los esfuerzos locales de recuperación.

La comunidad meteorológica americana, luego de analizar los registros de este evento, tanto la intensidad como la acumulación, concluyeron que la tasa de recurrencia es de 1 en 1000 años, aunque es probable que fenómenos como estos se repitan de aquí en más con mucha más frecuencia.

Más de 200 milímetros en menos de 24 horas

Las inundaciones han tenido su epicentro en el este de Kentucky, pero otros sitios como St Louis en Misuri, también han registrado inundaciones repentinas. Al mismo tiempo, el regimen monzónico típico del sudoeste de Estados Unidos este año se estableció mucho antes, y genera tormentas desde hace algunas semanas produciendo algunas inundaciones repentinas sobre los estados de Nuevo México, Arizona, el sur de Utah y Nevada. De hecho Las Vegas ha tenido problemas con algunas inundaciones focalizadas, mientras en el estado de Colorado se reportaron granizadas históricas.

En una atmósfera más caliente con más energía disponible, es esperable que la recurrencia de todo este tipo de fenómenos sea cada vez a menos tiempo, tanto como las ola de calor extremas. Sobre lo ocurrido en Kentucky, el gobernador directamente hablo de situación de desastre con muchos niños desaparecidos, y una alta chance de que hayan muerto familias enteras. Las inundaciones se generaron en un corto lapso de tiempo, lo que hizo que la afectación a vidas humanas sea mayor.

El evento de lluvias excesivas se produjo asociado a un frente estacionario que limitaba con una masa de aire cálida al sur con un gran aporte de humedad desde el Golfo de México, y el ingreso de varias ondas de aire más frío en altura que permitieron el desarrollo de zonas de tormentas con aporte grandes cantidades de agua sobre la misma superficie. Algunos sectores recibieron al menos 200 milímetros de lluvia en menos de 24 horas.

Un estado golpeado por fenómenos severos

Por su parte, el National Weather Service (NWS) mantiene alerta de inundaciones repentinas para Kentucky, Virginia Oriental, y Tennessee ya que el frente sigue desplegado en desde el bajo valle del río Ohio hasta el valle del río Tennessee con un patrón de circulación bloqueada. Es probable que todos los ríos de la zona crezcan aún más en estos días. El gobernador ha expresado en declaraciones a la prensa que de lejos es el peor desastre de inundación que él ha experimentado en su vida.

Este jueves última se han llevado a cabo alrededor de 50 operaciones de rescate aéreo y más de 100 rescates en barco con más de 300 personas rescatadas. Kentucky es un estado que ha sido especialmente golpeado por fenómenos meteorológicos extremos en los últimos meses ya que recién está recuperándose de los tornados más mortíferos de su historia, que mataron a más de 70 personas en diciembre de 2021.

Muchas personas han perdido todo, incluso sus casas que son de madera y han sido arrastradas por la corriente con todas las pertenencias dentro, y todavía se esperan mayores niveles de los ríos en estos días. En los próximos días las lluvias no serían tan intensas, pero con el suelo tan saturado, cualquier volumen de agua que se agregue solo irá a empeorar la situación. Para entender la situación, la inundación fue tan repentina que mucha gente, en medio de la noche, saltó de la cama con lo puesto y corrió para tratar de salvarse. La oscuridad era total porque a esa altura ya no había suministro eléctrico.