Misteriosos sismos en la provincia de Neuquén

Una serie de sismos afectan una zona cercana a Vaca Muerta, la principal reserva de petróleo de Argentina. ¿Es el fracking el responsable de que la tierra no deje de moverse? ¿O los sismos están asociados al movimiento de placas tectónicas?

Enzo Campetella Enzo Campetella 07 Mar 2019 - 22:10 UTC
Sauzal Bonito
La zona de Sauzal Bonito viene siendo afectada por sismos recurrentes en un área alejada de la cordillera.

Sauzal Bonito es un pequeño pueblo neuquino ubicado al oeste de la capital provincial. Según el censo de 2010 su población era de 274 habitantes y es relativamente nuevo ya que fue fundado en 1989. Se encuentra al sur del río Neuquén, cercano al embalse Los Barreales, y también cercano a Vaca Muerta, una de las reservas más importante de gas y petróleo de Argentina.

Desde hace algunos meses la zona comenzó a verse afectada por sismos, algunos de los cuales han producido daños en las viviendas, y generado miedo y desconcierto en la población del lugar. Por ejemplo, según reportó La Mañana de Neuquén, hacia el 22 de enero se registraron 20 sismos en 20 horas, siendo 15 de consideración.

Todos los sismos han sido registrados y confirmados por el Instituto Nacional de Previsión Sísmica (INPRES) con sede en la provincia de San Juan. Uno de los sismos más intensos se registró este 7 de marzo a las 02:10 con una intensidad de 4,8. En Cutral Có el sismo alcanzó IV grados en la escala Mercalli, lo que se asocia a la oscilación de objetos colgantes pero sin daños.

Los pobladores comparan algunos sismos con una explosión

El sismo de marzo se sintió en gran parte del centro neuquino, siendo claramente identificable en Cutral Có, Plaza Huincul e incluso en Neuquén Capital. De acuerdo a lo informado por el diario Río Negro, el gobierno de la provincia de Neuquén confirmó que se va a iniciar el estudio de las causas de estos sismos recurrentes, en una zona que a priori no se identificaría con este tipo de actividad.

Para ello se instalarán entre 10 y 15 sismógrafos, con el objetivo de realizar monitoreos al menos durante un año. De todas formas se esperan que se conozcan informes preliminares a medida que avancen los estudios. La mayoría de los sismos se registran con profundidades que oscilan entre los 8 y 15 kilómetros.

En algunos casos los pobladores comparan al sismo como a una gran explosión. Defensa Civil de la provincia de Neuquén está en contacto con la gente del lugar, ya que algunos han sufrido daños en sus viviendas. Algunos terremotos que reportan los vecinos no quedan registrados, por lo que el estudio de la situación es más que importante.

¿El uso del fracking en Vaca Muerta es responsable de los sismos?

Muchos son los interrogantes que necesitan respuestas. Obviamente, la cercanía con Vaca Muerta hace que la primera aproximación relacione los sismos con la práctica del fracking utilizado para la extracción de petróleo en la zona. ¿O acaso están asociados al movimiento normal de las placas tectónicas?

Desde INPRES se resaltó que Neuquén es una zona sísmica, por lo que este tipo de movimientos son esperables. Lo que es un misterio aún, es por qué ocurren en el mismo lugar y de manera tan persistente. Ya entre 2014 y 2016 se colocaron sismógrafos en la zona, incluso uno en Sauzal Bonito. Los resultados de ese estudio relacionaron los terremotos con una falla de la dorsal Huincul en la cuenca neuquina.

Pero sigue quedando la duda sobre la recurrencia. Los vecinos se inclinan por culpar al fracking en el motivo de los sismos. Ellos son los más interesados en tener respuestas porque son quienes viven esta situación, que lejos de desaparecer parece insistir, más luego del movimiento más intenso de hoy 7 de marzo.

Publicidad