meteored.com.ar

Ola de calor siberiana: "casi imposible" sin el cambio climático

Científicos advierten que se necesitará resiliencia al calor extremo en todo el mundo, incluso en las comunidades árticas. Afirman que esta situación en Siberia habría parecido "disparatada", incluso hasta hace no mucho tiempo.

Siberia récord temperatura ola de calor cambio climático calentamiento global
Las temperaturas extremas en Siberia han provocado incendios forestales.

La ola de calor experimentada durante los últimos seis meses en Siberia habría sido "casi imposible" sin la influencia del cambio climático provocado por el hombre, según un equipo de científicos climáticos.

Investigadores de universidades internacionales y servicios meteorológicos descubrieron que las temperaturas eran más de 2 °C más altas de lo que hubieran sido si los humanos no hubieran influido en el clima al emitir gases de efecto invernadero.

Las temperaturas en Siberia han estado muy por encima del promedio desde el comienzo del año. El 20 de junio se registró una nueva temperatura récord para el Ártico de 38 °C, en la ciudad rusa de Verkhoyansk, mientras que las temperaturas generales de Siberia fueron más de 5 °C superiores al promedio de enero a junio.


El calor ha provocado incendios generalizados, con 1,15 millones de hectáreas quemándose a fines de junio, emitiendo más dióxido de carbono que las emisiones anuales de un país industrializado como Noruega. También ha acelerado el derretimiento del permafrost, dando lugar a uno de los peores derrames de petróleo en la región cuando un tanque de petróleo construido en el suelo congelado colapsó.

Análisis rápido

El análisis fue realizado por World Weather Attribution (WWA), un esfuerzo internacional para analizar y comunicar rápidamente la posible influencia del cambio climático en condiciones climáticas extremas, incluidas tormentas, fuertes lluvias, olas de calor, períodos fríos y sequías.

WWA aplica un enfoque científico único que combina datos de observación, análisis de modelos, investigación revisada por pares e informes sobre el terreno para analizar las causas del clima de alto impacto más rápidamente que en el pasado, y proporciona predicciones de cuán fuerte es la probabilidad de eventos similares en el futuro.

“Realmente asombroso”

El análisis demostró que el calor siberiano prolongado de este año solo ocurriría menos de una vez en cada 80.000 años sin el cambio climático inducido por el hombre, lo que lo hace casi imposible en un clima que no se haya calentado por las emisiones de gases de efecto invernadero. Se descubrió además que el cambio climático aumentó las posibilidades de la ola de calor en un factor de al menos 600.

Los científicos señalaron que incluso en el clima actual, la ola de calor también era un evento extraordinario: se puede esperar que tales condiciones extremas ocurran menos de una vez cada 130 años. Sin embargo, advirtieron que, sin los rápidos recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero, corren el riesgo de volverse frecuentes para fines de siglo.

Si las emisiones globales de gases de efecto invernadero no se reducen, las olas de calor podrían volverse más frecuentes para fines de siglo

El autor principal de la investigación Andrew Ciavarella calificó los resultados de la investigación como "realmente asombrosos", y agregó que era una prueba más de las temperaturas extremas que el mundo podría esperar ver con más frecuencia.

La Dra. Friederike Otto, directora interina del Instituto de Cambio Ambiental de Oxford y codirectora de la iniciativa WWA dijo: "a medida que las emisiones continúan aumentando, debemos pensar en aumentar la resiliencia al calor extremo en todo el mundo, incluso en las comunidades árticas, lo que habría parecido disparatado no hace mucho tiempo".