meteored.com.ar

Prevén una temporada de huracanes en el Atlántico muy intensa

Las condiciones iniciales como La Niña en desarrollo y temperaturas oceánicas elevadas están alimentando una alta chance de que la próxima temporada de huracanes en el océano Atlántica sea más activa que los valores promedio. Entre 3 y 6 huracanes mayores podrían desarrollarse esta temporada.

Temporada de huracanes
La temporada de huracanes en el Atlántico este 2022 podrá ser especialmente activa.

El próximo 1 de Junio se inicia una nueva temporada de huracanes, que culminará el último día de noviembre. Los pronósticos del Centro de Predicción Climática de la NOAA, una división del National Weather Service de Estados Unidos, prevén una actividad de huracanes en el Atlántico superior a la media este año, lo que supondría la séptima temporada consecutiva de huracanes por encima de la media.

Las perspectivas de la NOAA para la temporada de huracanes en el Atlántico de 2022, prevén un 65% de posibilidades de una temporada superior a la normal, un 25% de posibilidades de una temporada cercana a la normal y un 10% de posibilidades de una temporada inferior a la normal. Estadísticamente esto indica que existen altas chances de tener por delante una temporada muy activa.

Para la temporada de huracanes de 2022, la NOAA pronostica un rango probable de 14 a 21 tormentas con nombre (vientos de 39 mph o superiores), de las cuales entre 6 y 10 podrían convertirse en huracanes (vientos de 118 km/h o superiores), incluyendo entre 3 y 6 huracanes mayores (categoría 3, 4 o 5; con vientos de 178 km/h o superiores). La NOAA proporciona estos rangos con una confianza del 70%.

El poder de los pronósticos

En una nota emitida por la propia NOAA, la Secretaria de Comercio Gina M. Raimondo indicó que "la preparación temprana y la comprensión de su riesgo es clave para ser resistente a los huracanes y estar preparado para el clima". Desde el primero día de junio los pronosticadores y científicos de la NOAA trabajarán las veinticuatro horas del día para proporcionar pronósticos y alertas tempranas y precisas de las que las comunidades en la trayectoria de las tormentas puedan depender para mantenerse informadas.

Nombre de huracanes
El primer nombre de los ciclones tropicales de esta temporada en el Atlántico será Alex.

El aumento de la actividad que se prevé para esta temporada de huracanes se atribuye a varios factores climáticos, entre ellos el actual fenómeno de La Niña, que probablemente persistirá a lo largo de la temporada de huracanes, temperaturas superficiales del mar más cálidas que la media en el Océano Atlántico y el Mar Caribe, vientos alisios tropicales del Atlántico más débiles y un monzón africano occidental aumentado.

Un monzón africano occidental reforzado favorece el fortalecimiento de las ondas de levante africanas, que son el germen de muchos de los huracanes más fuertes y de mayor duración durante la mayoría de las temporadas. El modo en que el cambio climático influye en la fuerza y la frecuencia de los ciclones tropicales es un área de estudio continuo para los científicos de la NOAA.

Nuevas herramientas

Rick Spinrad, administrador de la NOAA, señaló que "mientras reflexionamos sobre otra temporada de huracanes potencialmente ajetreada, las tormentas pasadas, como la supertormenta Sandy, que devastó el área metropolitana de Nueva York hace diez años, nos recuerdan que el impacto de una tormenta puede sentirse durante años. Desde Sandy, la precisión de las previsiones de la NOAA ha seguido mejorando, lo que nos permite predecir mejor los impactos de los grandes huracanes en las vidas y los medios de subsistencia."

Saildrones
Esta temporada se operarán por primera vez vehículos de superficie sin tripulación llamados Saildrone

Para mejorar la comprensión y la predicción de cómo se intensifican los huracanes, la NOAA operará cinco vehículos de superficie sin tripulación Saildrone durante el punto álgido de la temporada de huracanes de esta temporada, y se coordinarán por primera vez con planeadores oceánicos sin tripulación, sistemas de aviones no tripulados pequeños y aviones Hurricane Hunter de la NOAA para medir el océano, la atmósfera y las zonas donde se encuentran.

Además, los modelos a utilizar se han mejorado sustancialmente, y el sistema de Previsión de Lluvias Excesivas (ERO) se ha ampliado experimentalmente de tres a cinco días de antelación, lo que permite avisar con más antelación de los riesgos de inundaciones repentinas relacionadas con las lluvias de las tormentas tropicales y los huracanes. En junio, la NOAA también mejorará un gráfico experimental que muestra la previsión de mareas de tempestad máximas cuando hay avisos o alertas de mareas de tempestad.