Tuvalu, el país que se prepara para su probable desaparición

Un cuarto de los paises del mundo son insulares, y se enfrentan hoy en día a una amenaza real que es su desaparición por el aumento de nivel de mar. Conocemos el caso de Tuvalu, que se prepara para “el peor de los escenarios posibles”.

Simon Kofe
Simon Kofe, ministro de Tuvalu, con el agua hasta las rodillas enviando un mensaje a la reciente COP26.

Prácticamente un cuarto de los paises del mundo (47 de 195) son insulares, es decir, su territorio se encuentra completamente ubicado en una isla o conjunto de islas. Los habitantes de estos estados insulares son conscientes del riesgo latente que implica vivir donde viven en el contexto actual de cambio climático. El aumento del nivel medio de mar es una amenaza real que ya está causando en estas islas perdidas de terreno y escasez de agua potable.

Tuvalu es un exponente claro de esta grave situación. Sus 9 islas se encuentran localizadas en el Océano Pacífico, aproximadamente a 4 mil kilómetros de Hawái y de Australia. Todo el país tiene 26 kilómetros cuadrados, donde viven cerca de 12.000 personas. Recientemente, ha sido noticia dado que su ministro de Justicia, Comunicaciones y Relaciones Exteriores, Simon Kofe, envió un dramático mensaje a la COP26, la cumbre de cambio climático en Glasgow, Escocia.

"Nos estamos hundiendo, pero lo mismo le pasa a todo el mundo", afirmó.

Con el agua hasta las rodillas, en un sitio que años atrás era un terreno seco, Kofe dejó en claro que el drama que hoy enfrenta Tuvalu es solo un presagio de los graves impactos del cambio climático que azotarán cada vez más, aunque en formas diferentes, a muchos otros países del mundo.

El problema de la filtración de agua de mar

"Lo que hemos estado experimentando a lo largo de los años es que con el aumento del nivel del mar vemos la erosión de partes de la isla", indicó el ministro a BCC Mundo. Además, Tuvalu viene enfrentando ciclones más fuertes y períodos de sequías. Y la mayor temperatura del océano ha blanqueado arrecifes de coral, vitales para la protección costera y la reproducción de peces.

Tuvalu
Tuvalu tiene 26 kilómetros cuadrados, donde viven cerca de 12000 personas.

Pero hay otro problema aún más urgente que es la intrusión de aguas oceánicas. El agua del océano se está filtrando bajo el suelo en ciertas áreas y esto afecta los acuíferos, explicó Kofe.

La penetración de agua salina también inutilizó terrenos para agricultura. "La salinidad en la arena hace que sea muy difícil para nosotros cultivar nuestros alimentos y dependemos cada vez más de los productos importados", afirmó Kofe.

Qué dicen los científicos

El Panel Intergubernamental de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, IPCC por sus siglas en inglés, señaló en su informe de este año que la tasa anual de aumento del nivel del mar a nivel global se triplicó entre 1901 y 2018, situándose actualmente en 3,7 mm por año.

Sin embargo, "la situación es peor en la región de las islas del Pacífico", le dijo a BBC Mundo desde las Islas Salomón Morgan Wairiu, experto en cambio climático y coordinador y autor principal del capítulo sobre pequeñas islas del informe del IPCC.

"En el Pacífico Sur, el aumento promedio regional del nivel del mar fue de 5 a 11 mm por año en el período de 1900 a 2018".

Una situación legal sin precedentes

Ante la realidad contundente del cambio climático y la falta de acciones drásticas a nivel global, Tuvalu procura otras vías de cara al futuro.

"El peor de los escenarios es, obviamente, que nos veamos obligados a reubicarnos y nuestras islas estén completamente sumergidas bajo el océano", señaló Kofe a BBC Mundo. "Y según el derecho internacional, en este momento un país solo puede tener una zona marítima si posee un territorio terrestre del que trazarla".

"Las normas internacionales en este momento no están a favor de países como nosotros si desaparecemos, porque es un área totalmente nueva del derecho internacional, nunca hemos visto un país desaparecer debido al cambio climático".

Tuvalu explora actualmente otros caminos legales para que se acepte a nivel internacional que aún si el país desaparece, siga siendo reconocido como Estado y tenga acceso a los recursos de su zona marítima, según explicó Kofe.

Prepararse para el peor escenario posible

Tuvalu también busca lograr algo que los países en desarrollo piden a viva voz y los países ricos se han negado a conceder: compensación por "daños y pérdidas" causados por el cambio climático.

"Reconozco que es una tarea muy difícil la que tenemos como líderes en países como Tuvalu. Pero mi enfoque siempre ha sido no invertir demasiado de mi mente en cosas que no puedo controlar. Continuaremos abogando y urgiendo a otros países a cambiar de rumbo y reducir sus emisiones. Pero también tenemos que ser proactivos a nivel nacional. Esa es en parte la razón por la que estamos preparándonos para el peor de los escenarios posibles” afirmó el ministro Kofe en la entrevista concedida a BBC Mundo.