meteored.com.ar

Ucrania: a pesar de la guerra la cosecha de trigo fue mayor de lo esperado

A más de 10 meses de iniciada la guerra en Ucrania, los datos obtenidos por satélite indican que la cosecha de trigo ha superado con creces lo que se esperaba. Los resultados hablan a las claras del esfuerzo de los productores en medio de un ambiente tan complejo.

Ucrania guerra
Los productores ucranianos han tenido que cosechar su producción en muchos casos en zonas bombardeadas y en medio de la guerra.

Ucrania es uno de los principales productores agropecuarios del mundo. Es por ello que la invasión de Rusia a este país en febrero de 2022 generó mucha preocupación generalizada por sus efectos en este sector de su economía. Una de las primeras dudas que surgieron tras el avance de las tropas rusas fue si los agricultores ucranianos, en medio de esa temible realidad, serían capaces de cosechar el trigo y la cebada que habían plantado el otoño anterior.

Pero la preocupación excedía las fronteras de Ucrania, porque también inquietaba que la disminución de las exportaciones de grano pudiera agitar los mercados mundiales y desencadenar una escasez de alimentos a continentes de distancia. Como resulta muy difícil conocer al detalle la realidad en el terreno, la información satelital ha cobrado un valor excepcional.

En declaraciones a Earth Observatory, Inbal Becker-Reshef, director del programa Harvest de la NASA, ha señalado que ahora, a casi 10 meses de iniciado el conflicto, comienzan a tenerse algunas respuestas. "Nuestras cifras de producción basadas en satélites para la cosecha de trigo de invierno de 2022 en Ucrania dejan claro que los agricultores tuvieron una cosecha en gran medida exitosa". Se calcula que se cosecharon 26,6 millones de toneladas de trigo en 2022, varios millones de toneladas más de lo esperado en los principales pronósticos.

Fruto del esfuerzo

Si bien los números obtenidos están debajo de los números del año anterior, los resultados son muy positivos. El año anterior, con condiciones climáticas beneficiosas, se alcanzó un record de 33 millones de toneladas. El valor de esta temporada, en medio de la guerra, está cerca del promedio de cinco años de 27,9 millones de toneladas. La situación actual es que Ucrania no tiene acceso al 22% de ese trigo en la parte oriental del país debido al conflicto bélico.

Frente de guerra
Las imágenes satelitales muestran una franja sin cultivar en las zonas cercanas al frente de guerra.

Sergii Skakun, científico especializado en cosechas y cambios en el uso y la ocupación del suelo de la NASA, indicó que "los riesgos sobre el terreno durante la guerra han convertido al sistema de seguimiento de cosechas de la NASA en una de las únicas formas seguras y fiables de que los investigadores hagan un seguimiento de lo que está ocurriendo con los cultivos en Ucrania".

Este científico aporta valor agregado ya que trabajó varios años en el Instituto de Investigación Espacial de Ucrania. El sistema combina observaciones por satélite y modelización para evaluar la plantación, el crecimiento y la cosecha de los principales cultivos básicos. Los datos proceden de la empresa de satélites comerciales Planet, la NASA y la Agencia Espacial Europea. Los investigadores de la NASA llevan más de una década colaborando con colegas del Ministerio de Política Agraria y Alimentación de Ucrania, la Universidad de Maryland, entre otros.

Ayuda de la información satelital

Al mismo tiempo, los funcionarios ucranianos también supervisaron la cosecha desde el terreno en la medida de lo posible. Denys Palamarchuk, del Ministerio de Política Agraria y Alimentación de Ucrania sostuvo que "los datos reales que estamos recibiendo gradualmente directamente de los campos en los territorios controlados por Ucrania se acercan mucho a las estimaciones obtenidas en cooperación con la NASA".

Ucrania guerra trigo
Las condiciones de trabajo de los agricultores han sido altamente estresantes, en medio de zonas de guerra directa.

Al comienzo de la invasión a gran escala de Rusia en febrero pasado, algunos analistas advirtieron que entre el 20% y el 30% de los cultivos de invierno de Ucrania podrían no recogerse al final del verano. Sin embargo, los análisis de NASA Harvest indican que se recogió el 94% de la cosecha de invierno, incluido el 88% de los cultivos de invierno en zonas no controladas por Ucrania.

Una serie de gestiones auspiciada por Naciones Unidas con la ayuda de Turquía alivió los bloqueos en algunos puertos del Mar Negro, y parte de ese grano ucraniano llegó a los mercados mundiales. Desde el comienzo de la guerra se han enviado desde Ucrania unos 5,4 millones de toneladas de trigo, según los datos publicados por el Ministerio ucraniano de Política Agraria y Alimentación en noviembre de 2022. Sin embargo, es probable que Rusia se beneficie de una parte significativa de la cosecha de trigo cercana a los 27 millones de toneladas. Esto representa una pérdida de al menos 1.000 millones de dólares para Ucrania.