meteored.com.ar

Desarrollan gel que repara el daño causado por los ataques cardíacos

Investigadores británicos crearon un gel biodegradable para reparar el daño causado por un ataque al corazón. Este nuevo material podría mejorar la salud de millones de sobrevivientes en todo el mundo.

salud, medicina, cardiacos
Los investigadores esperan que su gel se convierta en una parte clave de futuros tratamientos.

Desde hace años los científicos han estado buscando formas de introducir células para reparar el tejido de los corazones que han sufrido infartos y reducir de esta manera el riesgo de una progresión a insuficiencia cardíaca. Pero hasta ahora esta técnica no era muy efectiva, ya que cuando las células se inyectan directamente en el corazón, solo el 1% de ellas lograba posicionarse en la herida.

Gracias a los avances de la ciencia, un nuevo gel biodegradable creado por la Universidad de Manchester puede revolucionar la medicina y salvar la vida de millones de personas con lesiones cardíacas. Este material maravilloso se puede inyectar directamente en el corazón que late y actúa como un andamio para ayudar a las células inyectadas a desarrollar tejido nuevo. Los investigadores esperan que su gel se convierta en una parte clave de futuros tratamientos regenerativos para corazones dañados.

Nunca en la historia de la humanidad tantas personas han sobrevivido a ataques cardíacos como en la actualidad. Pero a pesar de los avances en la salud los corazones continúan teniendo una capacidad muy limitada para regenerarse, lo que significa que los sobrevivientes corren el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca y otros problemas de salud.

“Aunque todavía es pronto, el potencial que tiene esta nueva tecnología para ayudar a reparar corazones defectuosos después de un ataque al corazón es enorme. Estamos seguros de que este gel será una opción eficaz para futuras terapias basadas en células para ayudar a que el corazón dañado se regenere”, dijo la investigadora Katherine King.

Las pruebas

Los investigadores demostraron que el gel puede ayudar al crecimiento del tejido normal del músculo cardíaco. Agregaron células humanas reprogramadas para convertirse en células del músculo cardíaco en el gel y tres semanas después descubrieron que el tejido había logrado crecer y estaba latiendo.

Los ecocardiogramas (ultrasonidos del corazón) y los electrocardiogramas (ECG, que miden la actividad eléctrica del corazón) en ratones confirmaron la seguridad del gel. En un próximo paso de la investigación, el equipo probará el gel después de que los ratones sufran un ataque al corazón para demostrar que desarrollan nuevo tejido muscular y de que es capaz de restaurar la capacidad del corazón para bombear eficientemente

El gel está hecho de cadenas de aminoácidos llamadas péptidos, los componentes básicos de las proteínas. Los enlaces entre los péptidos significan que el gel puede existir en diferentes estados. Cuando está bajo estrés, los péptidos se descomponen y se comportan como un líquido, lo que lo hace ideal para inyectar. Cuando se elimina el estrés, los péptidos se vuelven a ensamblar casi de inmediato y se comportan como un sólido, manteniendo las células en su lugar mientras se injertan en el corazón.