meteored.com.ar

¿Qué animales tienen más chances de sobrevivir frente al cambio climático?

Un estudio reciente revela cuáles son las especies que tienen mejores posibilidades de soportar los eventos extremos. Según parece, tener mucha descendencia disminuye las chances…

Animales frente al cambio climático
Estudio revela cuáles son las especies que tienen mejores chances de soportar los eventos extremos.

Tormentas severas, inundaciones y sequías extremas son sólo algunas de las expresiones del cambio climático. Todos los ecosistemas padecen los impactos. Los animales también. Pero, ¿de qué depende que unos tengan más chances de sobrevivir que otros? ¿Qué hace a unos más vulnerables que a otros?

Una investigación reciente se propuso responder a esta pregunta. “No todas las especies son igualmente sensibles a los cambios en el clima. Cada una varía en sus respuestas conductuales, fisiológicas y demográficas al cambio ambiental y, por lo tanto, esperamos que haya tanto "ganadores" como "perdedores" climáticos”, indicaron los autores.


Frente al cambio climático, cada especie varía en sus respuestas conductuales, fisiológicas y demográficas al cambio ambiental, afirmaron.

El estudio, que se publicó hace unos días en la revista eLife, es liderado por los biólogos John Jackson y Christie Le Coeur, de la Universidad de Oslo, y Owen Jones, de la Universidad del Sur de Dinamarca. Según indicaron, la investigación proporcionará conocimientos cruciales para evitar futuras pérdidas de la biodiversidad global.

Oso
¿De qué depende que algunos animales soporten mejor los eventos extremos?, se pregunta el estudio.

Para determinar cómo responden distintas especies de mamíferos a los cambios en el clima, los científicos cruzaron los datos demográficos de 157 especies de mamíferos y los analizaron en función de los datos meteorológicos y las variaciones del clima durante 10 años. “Investigamos las respuestas de poblaciones de mamíferos terrestres a las desviaciones de temperatura y precipitación respecto de lo que se considera normal”, afirma el documento.

Entre las principales conclusiones, el trabajo sugiere que hay un patrón claro: los animales que viven mucho tiempo y tienen pocas crías son menos vulnerables cuando llega el clima extremo que los animales que viven poco tiempo y tienen muchas crías. “Encontramos apoyo para la hipótesis de que la longevidad y los rasgos de historia de vida "lentos" en general, protegen a los organismos contra la variabilidad a corto plazo en el medio ambiente”, agregaron.

Y el ganador es….

El elefante africano es el mamífero que menos impacto demostró a las variaciones en el clima. La lista completa de los “ganadores climáticos” es:

  1. Elefante africano (Loxodonta)
  2. Tigre siberiano (Panthera tigris altaica)
  3. Chimpancé (Pan troglodytes)
  4. Murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum)
  5. Llama (Lama glama)
  6. Vicuña (Vicugna vicugna)
  7. Rinoceronte blanco (Ceratotherium simum)
  8. Oso grizzly (Ursus arctos horribilis)
  9. Bisonte americano (Bison bison)
  10. Saltarrocas (Oreotragus oreotragus - una especie de antílope que habita en Kenia, África)
  11. Murciélago de cueva (Miniopterus schreibersii)

A la inversa, el estudio también estableció qué especies demostraron ser más vulnerables a los cambios en el clima. Y la lista es:

  1. Ratón de pastizal pampeano o de Azara (Akodon azarae -roedor propio de Sudamérica)
  2. Ratón oliváceo (Abrothrix olivacea)
  3. Llaca, yaca o marmosa elegante o kun guuma (Thylamys elegans)
  4. Lemming canadiense o lemming pardo neártico (Lemmus trimucronatus)
  5. Topillo nórdico (roedor - Microtus oeconomus)
  6. Zorro ártico (Vulpes lagopus)
  7. Armiño (mamífero - Mustela erminea)
  8. Musaraña común (mamífero - Sorex araneus)
  9. Canguro-rata Colipeludo (Woyle - Bettongia penicillata)
  10. Ardilla del ártico (Urocitellus parryii)

Los autores del estudio retoman investigaciones anteriores que advierten que el cambio climático causará disminuciones generalizadas de la biodiversidad global. Indican, además, que está comprobado que el aumento de temperatura se asocia a tendencias decrecientes en las tasas de población, tanto en mamíferos como en aves. Y que, por supuesto, el cambio en las condiciones ambientales empeora la perspectiva para todas las especies que se encuentran en peligro de extinción.

“En la práctica, nuestros resultados sugieren que el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos o anómalos tendrá un mayor impacto en la abundancia de mamíferos de vida corta con mayor rendimiento reproductivo”, afirman.