meteored.com.ar

Sembraron flores y sin planearlo resolvieron un problema de tránsito

Un pequeño pueblo inglés tenía un grave problema con la velocidad de los automóviles, pero gracias a las flores silvestres que sembraron durante la pandemia, esta preocupación es cosa del pasado.

flores, automoviles, biodiversidad
En un pueblo de Gran Bretaña sembraron flores silvestres al costado de la ruta.

Los campos alfombrados con flores silvestres son hermosos. De hecho, resultan tan espectaculares a la vista que, en un pueblo en Gran Bretaña, descubrieron que este escenario natural era mucho más efectivo para reducir la velocidad de los automovilistas que los clásicos reductores que se elevan sobre el asfalto.

El pueblo de Long Newnton está junto a una ruta que une a las ciudades de Tetbury y Malmesbury, por lo que suele tener mucho tránsito. La región es bastante tranquila, pero tiene una problemática similar a la de otros pueblos: los conductores irresponsables que no respetan los límites de velocidad. Pero desde que los campos están florecidos, los automovilistas empezaron a reducir la velocidad.

Entre las hipótesis planteadas está el hecho de que la belleza y el colorido de las flores, con pájaros y mariposas, acaba atrayendo la atención de los conductores, que instintivamente se “paran” para mirar más de cerca.

Todavía no está clara la razón por lo que esto sucede. Muchos conductores van mas despacio para admirar el paisaje, otros van buscando lugares para detenerse y sacar fotografías. Desde el comité de salud y bienestar creen que es porque al ver una zona tan prolija y colorida “ los conductores reducirán la velocidad porque sienten que están ingresando a un lugar que está bien cuidado”. Sea cual sea la causa, las flores no solo atraen aves y abejas, sino que reducen los siniestros viales.

Los conductores reducirán la velocidad porque sienten que están ingresando a un lugar que está bien cuidado.

La plantación de las flores comenzó durante la pandemia como un intento de los miembros de la parroquia local de cuidar mejor el medio ambiente y la vida silvestre en el pueblo. La acción trajo tantos beneficios que crearon una campaña para recaudar dinero con el objetivo de cuidar y mantener las flores silvestres.

"El dinero financiará la preparación y siembra de un espacio adicional, y tambiés será usado para el mantenimiento continuo de las flores durante un período de 3 años", anunciaron en su sitio web. En pocos días recaudaron casi 8.000 libras esterlinas. El consejo también instaló un letrero que parpadea y registra datos cuando las personas superan el límite de velocidad de 48 km/h, que es la velocidad límite en ese camino.

Por qué es una gran idea

La comunidad está convencida de que esta es una gran idea. "Ahora nuestras carreteras son santuarios de flores silvestres, insectos polinizadores, reptiles, anfibios y pequeños mamíferos. También proporcionan corredores verdes esenciales por los que estas especies se dispersan", aseguraron.

"Desde la década de 1930, el 97 % de los prados de flores silvestres del Reino Unido se han perdido o modificado. Esta pérdida de hábitat ha significado que nuestros insectos polinizadores hayan sufrido un fuerte declive. Nuestra área propuesta, aunque pequeña, será un paso en la dirección correcta".

Si realmente estas flores ayudan o no a la disminución de la velocidad del transito, es algo que habrá que analizar con más detalles, pero definitivamente esta inicitiva inundó las redes sociales con fotos de las flores y fue muy buena para el turismo local.