meteored.com.ar

Primavera 2022 en Argentina: temperaturas más cálidas pero menos lluvias

El Servicio Meteorológico Nacional emitió su tendencia trimestral de lluvias y temperatura para el final del invierno y el comienzo de la primavera. ¿Qué se espera en cada región del país?

primavera, temperatura, lluvia
Se presentó el pronóstico climático trimestral para agosto-septiembre-noviembre.

Entramos en la recta final del invierno y la primavera está a la vuelta de la esquina. Los últimos meses tuvieron un predominio temperaturas muy bajas pero parece que a medida que nos acerquemos a la nueva estación esta tendencia va a revertirse. El Servicio Meteorológico Nacional presentó esta semana el pronóstico climático trimestral, una herramienta que muestra la tendencia de precipitaciones esperada para los próximos 90 días.

El producto considera que el comportamiento de cada variable puede tener 3 categorías posibles: inferior a lo normal, normal y superior a lo normal. Sin factores que modifiquen la circulación atmosférica típica del trimestre, cada categoría tiene la misma probabilidad de ocurrencia: un 33.3% cada una. Pero cuando actúan forzantes atmosféricos, como El Niño o La Niña, la circulación planetaria se modifica y la ocurrencia de alguna de esas categorías se hace más -o menos- probable.

Si nos centramos en las temperaturas, el Organismo indica que en la región de Cuyo, Patagonia y el oeste de la región pampeana es probable que el trimestre tenga temperaturas superiores a las normales para la época. Mientras que en las provincias del noreste, noroeste y en el este de Buenos Aires se espera que los valores de temperatura se mantengan en los rangos normales de la época.

Si pasamos a las lluvias, el panorama no sufre muchos cambios con respecto a lo que estuvo sucediendo en los meses previos. En Cuyo, Pampa Húmeda, sur de Litoral y oeste de Patagonia es esperable que las lluvias estén por debajo de lo esperable para estos meses. Por otro lado, en el resto del país el SMN indica que las condiciones de lluvias tenderían a una normalidad.

La excepción es la provincia de Tierra del Fuego donde se prevé que las lluvias alcancen valores superiores a los normales y en las provincias del Noroeste, donde continúan en la estación seca y las lluvias son muy poco frecuentes y escasas.

La Niña

La niña aún continúa modificando los patrones de lluvias y temperaturas. Según los pronósticos del ENOS (El Niño-Oscilación del Sur) la perspectiva del fenómeno basada en modelos objetivos pronostica una continuación del evento de La Niña con probabilidad moderada (68 % de probabilidad) durante agosto-octubre de 2022, continuando hasta nuestra primavera y comienzos del verano con 63-70% de probabilidad.

Llegando al final de año, se observa un posible debilitamiento del fenómeno hasta alcanzar valores cercanos a los neutrales del ENOS, convirtiéndose en la categoría más probable a partir de enero-marzo de 2023.