meteored.com.ar

Buenas noticias: ya funciona el primer parque eólico de Neuquén

Esta semana se puso en funcionamiento el primer parque eólico provincial. Un gran proyecto amigable con el ambiente, generando energía limpia gracias a la fuerza de los vientos patagónicos.

Parque eólico
Se pusieron en marcha los primeros 10 aerogeneradores del nuevo parque eólico Vientos Neuquinos I.

Desde el pasado martes 9 de junio, el parque eólico Vientos Neuquinos I, comenzó a aportar energía derivada del viento de la provincia de Neuquén a la estructura de interconexión nacional. Esta semana se pusieron en marcha los primeros 10 aerogeneradores de un total de 29 turbinas, las cuales se sumarán en fases siguientes.

El gobernador de la provincia de Neuquén, Omar Gutiérrez, participó del evento de inauguración, y señaló que "con este proyecto se logró crear en tierras públicas un generador de energía limpia, originando nuevos puestos de trabajo, innovación tecnológica y diversificando la matriz económica y energética, generando desarrollo social". Todo esto es una excelente noticia.

Más de 600 camiones trasladaron las aspas y columnas, desde Allen y el puerto de San Antonio hacia el nuevo parque desde el mes de febrero, cuando comenzaron a intensificarse las tareas de instalación y energización por parte del Ente Provincial de Energía de Neuquén (EPEN), de la Planta Transformadora de Bajada Colorada, que es el punto de recepción y transformación de la energía eléctrica producida por Vientos Neuquinos

Características del parque

Está emplazado en Bajada Colorada a unos 38 km al noreste de Piedra del Águila y a 40 km de Picún Leufú, dentro del Departamento de Collón Curá en la provincia de Neuquén. El parque eólico Vientos Neuquinos I extiende sus 29 aerogeneradores a través de 2603 hectáreas, que irán poniéndose en acción, para lograr sumar un total de 100 MW de energía limpia, cuando esté en pleno funcionamiento.

La generación de electricidad a partir del viento, no produce gases tóxicos ni contribuye al efecto invernadero; tampoco genera productos secundarios peligrosos.

Impactos ambientales y sociales

Antes del comienzo de la construcción, un equipo de especialistas realizó un exhaustivo estudio de investigación arqueológica y paleontológica del sitio, para evaluar el posible impacto al patrimonio natural en el predio del parque. Se determinó como “baja” la probabilidad de un hallazgo cultural de ese estilo; pero de todas maneras se capacitó a los trabajadores con los procedimientos que deben seguir, en caso de detectar un hallazgo de restos de interés histórico.

Vientos Neuquinos I
Imagen satelital marcando las 2603 hectáreas donde se encuentra emplazado Vientos Neuquinos I, en Bajada Colorada, Dpto. de Collón Curá, Neuquén.

El Proyecto está permitido desde una perspectiva de reglamentación social y ambiental con licencia otorgada por la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Neuquén, en septiembre 2017.

Este es un proceso amigable con el ambiente, que utiliza el recurso inagotable del viento y causan un mínimo impacto ecológico ya que precisa cantidades mínimas de combustible y agua. Además, se pone en marcha relativamente rápido, en comparado con otras formas de producción de energía.

Por tratarse de una construcción humana, un parque eólico también puede afectar el entorno (flora, fauna y suelo), del lugar donde está emplazado. Por eso, los impactos fueron analizados por la Evaluación de Impacto Ambiental, con el fin de mantener una correcta gestión que minimice el impacto en el medio, a través de un Plan de Gestión Ambiental.

Parque eólico
El proceso de generación de energía eólica es amigable con el ambiente, porque utiliza el recurso inagotable del viento y causan un mínimo impacto ecológico.

Los principales impactos relacionados al proyecto son: la generación de ruidos durante la obra que pueden afectar la biodiversidad, efectos sobre el paisaje y el suelo, alteración del agua, un efecto sombra de los aerogeneradores, y el impacto en la comunidad desde la salud, seguridad e impacto en las rutas de transporte. Además se articularon mecanismos para gestionar quejas, sugerencias o reclamos de la comunidad y/o de los trabajadores del proyecto.

Una vez finalizada la obra y el parque se encuentre completamente funcionando, se procederá a la restauración y rehabilitación de las áreas intervenidas en la etapa de construcción. Es este proyecto se trabaja con un equipo de profesionales y biólogos que realizan el control y monitoreo de la flora y vegetación del parque.

El proyecto

AES es la empresa propietaria del parque eólico, con intereses en Neuquén al ser concesionaria de la represa y central hidroeléctrica de Alicurá. AES Argentina es una filial de The AES Corporation, que cuenta con más de 30 años de experiencia, proporcionando energía asequible y confiable a clientes de todo el mundo, a través de sus negocios de distribución y sus plantas de generación de energía térmica y renovable en todo el mundo.

Vientos Neuquinos S.A. cuenta con la certificación del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) que especifica la condición de Conveniencia y Necesidad Pública, el aval ambiental de la provincia de Neuquén, y el reconocimiento de Agente del Mercado Mayorista.