meteored.com.ar

Cambio climático: más de 1000 lagos se formaron en los Alpes suizos

El cambio climático ha alterado drásticamente el paisaje de los Alpes suizos, a un ritmo más rápido de lo esperado. Según un reciente estudio, el deshielo ha generado más de 1000 nuevos lagos a lo largo de las montañas.

Alpes suizos cambio climático
Los glaciares de los Alpes suizos están en constante declive, perdiendo el 2% de su volumen solo en el último año.

Un análisis de los glaciares en los Alpes suizos mostró que, desde el final de la Pequeña Edad de Hielo ocurrido alrededor de 1850, se han formado cerca de 1200 nuevos lagos en regiones donde existen glaciares. Alrededor de 1000 de ellos todavía existen hoy, según un nuevo estudio publicado. por el Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuáticas (Eawag).

Este número es mucho mayor que los pocos cientos de lagos que los investigadores esperaban encontrar al comienzo del proyecto. "Nos sorprendió la cantidad", dijo Daniel Odermatt, director del Grupo de Sensores Remotos Eawag, en un comunicado. Odermatt también dijo que hubo una "fuerte aceleración en la formación" que fue sorprendente, y señaló que "solo en la última década se han agregado 180 lagos".

Glaciares y lagos alpinos

En este momento, incluso si el mundo implementara plenamente el Acuerdo de París de 2015, que requiere limitar el calentamiento global a menos 1,5 ºC, es probable que se pierdan dos tercios de los glaciares alpinos, según un estudio de la Universidad Técnica (ETH) de Zúrich.

La evaluación de Eawag mostró que hubo un pico inicial en la formación de lagos glaciares en los Alpes suizos entre 1946 y 1973, cuando, en promedio, aparecieron casi 8 nuevos lagos por año. Después de una breve disminución, la tasa de formación de lagos aumentó entre 2006 y 2016, con 18 nuevos lagos apareciendo en promedio cada año, mientras que la superficie del agua se expandió en más de 400 metros cuadrados por año. Esto, según el informe Eawag, es "una prueba visible del cambio climático en los Alpes".


El inventario exhaustivo fue posible gracias a las grandes bases de datos recopiladas de los glaciares suizos desde mediados del siglo XIX. En total, los investigadores pudieron extraer datos de siete períodos entre 1850 y 2016. Para cada uno de los 1200 lagos formados desde 1850, los científicos han registrado la ubicación, elevación, forma y área del lago en diferentes momentos, así como el tipo de material de la cuenca y drenaje superficial.

Gracias a una base de datos rica en información, los investigadores pudieron hacer un inventario de todos los lagos glaciares de los Alpes suizos, que aporta información importante y puede ayudar en la prevención de riesgos.

En base a esta información esencial, los investigadores pueden estimar los peligros, incluido el riesgo de desborde repentino, en caso de falla de una presa. El Eawag advirtió que el creciente número de lagos glaciares aumenta el riesgo de tales eventos y, por lo tanto, también aumenta el peligro de inundaciones en las comunidades adyacentes.