meteored.com.ar

Incendios en Chernobyl aumentan los niveles de radiación

La zona de exclusión en Chernobyl está siendo afectada por incendios forestales en los últimos días. El fuego libera radiación que había quedado atrapada en los árboles cercanos al lugar donde un reactor nuclear explotó en 1986.

Chernobyl
Los incendios se inician por personas que encienden fuego en las zonas aledañas al área de exclusión.

En medio de la pandemia por coronavirus que ha paralizado al mundo entero, otros temas también importantes quedan al margen. Uno de ellos está relacionado con los enormes incendios forestales en Ucrania que están consumiendo vegetación en la zona de exclusión de la planta nuclear de Chernobyl . Esta zona abarca el punto cero donde se generó la explosión que consumió uno de los reactores en 1986.

Como consecuencia, los niveles de radiación están aumentando en forma crítica en la zona, efecto que es derivado por el viento dominante, que al mismo tiempo expande el humo de los incendios. De acuerdo a lo reportado por LiveScience , el siniestro cubría unas 20 hectáreas cerca de la aldea abandonada de Vladimirovka . Por su parte la cadena de noticias CNN indicaba que el fuego era el responsable del aumento de la radiación en el área.

En una publicación de Facebook , Yegor Firsov, jefe del servicio de inspección ecológica de Ucrania, mostró un contador Geiger cerca del fuego con una lectura de 2.3 microsievert por hora, una medida de la radiación ambiental. Para tener marco de comparación, la lectura normal en el área es 0.14 microsievert por hora.

El fuego libera radiación de los árboles

Un estudio realizado en 1996 concluyó que los elementos clave que transportan radiación (cesio, yodo y cloro) pueden ser recogidos por plantas y animales en la región y terminar en cenizas cuando estos se queman. Este proceso parece comprobarse ahora en estos incendios. De momento esto está confinado a la zona donde se desarrolla el fuego.

En la propia ciudad de Chernobyl los niveles de radiación se mantienen normales . Los incendios en esa zona tampoco son poco frecuentes. Hay que tener en cuenta que el área abandonada alcanza los 2500 kilómetros cuadrados. En las últimas tres décadas los árboles y vegetación más baja han colonizado todo ese área.

El motivo de los incendios son los propios humanos que inician fuegos sin control en las inmediaciones cada temporada. Con condiciones de tiempo cálido y seco, las llamas se propagan fácilmente hacia la zona de exclusión. Las autoridades están buscando tomar medidas más enérgicas porque de producirse incendios de mayor tamaño podrían liberar grandes cantidades de radiación.

Trabajos para evitar su expansión

Un dato tranquilizador es que el incendio principal está lejos del sitio del reactor que se encuentra encerrado en un gran sarcófago de acero y hormigón. Por su parte Ucrania combate el fuego con aviones hidrantes, y un cuerpo de 124 bomberos en superficie. Un foco más chico era contenido por otros 14 brigadistas.

El aumento en los niveles de radiación parecen no alcanzar a la ciudad de Kiev, capital de Ucrania. En la zona del fuego, el domingo se detectaron niveles de radiación en el límite por debajo de los valores aceptables para el ser humano. Claramente el fuego está liberando radiación que había sido atrapada por los árboles .

En esos sectores los niveles de radiación aumentaron hasta 16 veces de los que se registraban normalmente. Por ello el trabajo de los bomberos es constante para evitar que los focos se expandan y la zona alcanzada sea la menor posible. El país piensa incrementar el presupuesto en el futuro para evitar que puedan registrarse eventos mayores.