meteored.com.ar

Los incendios no dan tregua en el norte de la Patagonia

La sumatoria de calor y bajo contenido de humedad hace que los incendios en el norte de la Patagonia no den tregua. Los dos focos más importantes se registran en la zona cordillerana, a los que se sumó otro en la zona del valle medio del río Negro.

Incendio lago Martin
El incendio en lag Martin se habría iniciado por la caida de un rayo el pasado 7 de diciembre.

La situación meteorológica que ha dominado sobre el norte de la Patagonia durante el mes de diciembre ha sido excepcionalmente favorable para el desarrollo de incendios forestales. Mientras la Patagonia termina el año más caluroso y seco en 6 décadas, los focos de incendios que se han generado hace ya 3 semanas en algunos casos, siguen consumiendo bosques.

Uno de los incendios más importantes por su tamaño y avance, es el que se desarrollo en los lagos Martin y Steffen en Río Negro y pone en peligro a comunidades de El Manso y río Villegas. El inicio de este incendio data el pasado 7 de diciembre cuando la zona vivió el desarrollo de tormentas eléctricas. Un rayo habría sido el disparador inicial en la zona de lago Martin, de acuerdo a información brindada por Parques Nacionales.

A partir de allí, las condiciones meteorológicas con altas temperaturas y baja humedad, sumadas a la geografía de lugar y el material combustible de la zona, ayudaron a su rápida propagación en un terreno de difícil acceso. De acuerdo al reporte de Parques Nacionales del 27 de diciembre, la zona de acceso al turismo en río Villegas y río Manso se mantienen cerradas por motivos de seguridad hasta el 1 de enero de 2022.

El pronóstico de lluvias

El manejo de este tipo de incendio por personas no preparadas a tales efectos es altamente peligroso, ya que un cambio en las condiciones meteorológicas, especialmente el viento, pueden modificar drásticamente la velocidad y dirección de propagación. Por lo pronto el pronóstico tiene buenas noticias para el inicio de 2022, ya que cederá la configuración en la circulación que impedía el paso de sistemas frontales más activos.

Incendio lago Steffen
El incendio que amenaza a comunidades en ríos Villegas y Manso ya consumió más de 4000 hectáreas.

Un primer frente frío menos activo pasaría sobre la zona del incendio durante el 30 de enero, pudiendo dejar algunas precipitaciones pero con mayor dispersión. El dato negativo es en este caso que será acompañado por ráfagas más intensas de viento, lo que podría ayudar en la propagación en sectores que no reciban lluvia. Pero para el 31 de diciembre estará llegando un frente más activo con mayor chance de lluvias que podrían persistir al menos hasta el 4 de enero.

Las lluvias más importantes podrían registrarse desde el 31 de enero, y según el modelo europeo los acumulados de lluvia podrían superar los 50 milímetros. La situación estaría acompañada por períodos muy ventosos. Más al norte, otro importante incendio se desarrolla en la zona de Aluminé, provincia de Neuquén. También habría sido un rayo el factor inicial del incendio.

Se suma valle medio

En el caso de Aluminé, la merma del viento en el pico de la ola de calor que vive la zona hizo que el incendio no avanzara considerablemente en la semana. Esta zona también podría verse favorecida por el segundo pasaje frontal. Previo a eso podrán presentarse condiciones muy ventosas, y la probabilidad de lluvias aumentaría especialmente desde la tarde del 1 de enero y persistir hasta el día 3. Los modelos de pronóstico indican que los acumulados de lluvia podrían superar los 25 milímetros.

Otra situación compleja reviste un incendio en la zona de valle medio. Según lo reportado por Río Negro, la zona alcanzada por el fuego era de unas 250 hectáreas, y el avance del fuego obligó a cerrar la ruta nacional 22 entre Chimpay y Chelforó. La suma de calor y la intensidad del viento hacen muy complejo el combate de las llamas. El incendio habría comenzado el domingo pasado, pero se desconocen las causas que lo iniciaron.

El riesgo de incendios en valle medio y noreste de Río Negro, sumado a La Pampa es muy alto ayudado por el calor, el viento y los bajos valores de humedad. En el caso de la zona del incendio de Chimpay, el pronóstico no muestra lluvias en el horizonte, pero si viento muy intenso entre la tarde del 31 de diciembre y el 3 de enero.