meteored.com.ar

¡Instante único! Fotografían un arcoíris y una aurora boreal

Fotógrafos de Canadá y el norte de Europa capturaron dos fenómenos atmosféricos poco frecuentes al mismo tiempo, un arcoíris lunar y una aurora boreal. Una oportunidad tan extraordinaria que se dice que es única en la vida.

arcoíris aurora boreal
El retrato de un instante único, mostrando un arcoíris lunar y una aurora boreal al mismo tiempo. Imagen: Dar Tanner

Fotógrafos del hemisferio norte se han encontrado con condiciones climáticas extraordinarias en los últimos días de septiembre, obteniendo capturas tan sorprendentes que se dice que son únicas en la vida. Las imágenes recorren las redes sociales y han impresionado a millones de personas en todo el mundo.

El fotógrafo Dar Tanner capturó la imagen de una aurora boreal junto a un arcoíris lunar. La captura se realizó en Castor, localidad de la provincia de Alberta, Canadá. Tanner es un cazador de auroras boreales que también ha fotografiado en el norte de Europa, y mencionó en su twitter que era la primera vez que capturaba ambos fenómenos al mismo tiempo.

Los mismos fenómenos también fueron capturados por el fotógrafo Andy Walker en Durness, una ciudad en el norte de Escocia. Walker le dijo al Daily Record que ha vivido aquí durante cinco o seis años y nunca antes había visto un arcoíris lunar.

El fotógrafo mencionó que “hubo un poco de suerte involucrada. Estaba en el lugar correcto en el momento correcto. Aproximadamente 10 minutos después de comenzar a tomar fotografías, la lluvia paró y desapareció detrás de una nube. Fue un momento único en la vida".

El arcoíris lunar se forma de la misma manera que el arcoíris común, pero la fuente de luz en este caso es la Luna y no el Sol. Aunque la física de ambos es la misma, el arcoíris lunar es mucho menos luminoso, porque el "claro de Luna" es mucho más débil que la luz solar.

Por qué un arcoíris lunar es tan raro?

Hay varias razones por las que el arcoíris lunar se ve con mucha menos frecuencia que el solar. Cuando la Luna y el Sol están en el cielo al mismo tiempo, solo se puede ver el arcoíris solar. Eso, por sí solo, significa que el arcoíris lunar podría formarse mucho menos que el solar.

Además, la Luna pasa por fases y, por lo tanto, incluso de noche, puede que no refleje suficiente luz para producir un arco iris notable. Por lo tanto, el fenómeno generalmente solo se captura en noches con Luna llena.

Finalmente, las lluvias, necesarias para la formación de un arcoíris, son mucho más frecuentes durante el día con la convección, y su ocurrencia durante la noche es menos probable.

¿Y las auroras?

La rareza de una aurora se debe principalmente a la limitación geográfica: este fenómeno solo se forma cerca de los polos norte y sur del planeta. Es un fenómeno que se produce debido a la colisión entre los gases atmosféricos y las partículas cargadas del Sol, guiadas por el campo magnético de la Tierra hacia los polos.

Cada gas (oxígeno y nitrógeno, entre otros) emite un color particular en función de la energía de las partículas y la composición atmosférica, que varía con la altitud. El color rojo se presenta en altitudes cercanas a los 250 km , mientras que tonalidades verdes se forman en altitudes más bajas, de unos 100 km.

Las auroras que se forman en el polo norte se llaman auroras boreales y son las más conocidas, pero el fenómeno también se forma en el polo sur, sobre la Antártida. En este caso, se llaman auroras australes.

En las bases antárticas argentinas es frecuente observar durante el invierno auroras australes, y también puede suceder en la ciudad de Ushuaia, pero allí la probabilidad es menor además de que el clima tan inestable y con tanta nubosidad suele jugar en contra.

Pero, alguna vez quizás, algún afortunado podría captar desde la "ciudad del Fin del Mundo" la conjunción de estos dos fenómenos que tanto nos atrapan. ¡Aguardamos ansiosamente ese momento!