La tormenta tropical Iba hace historia en las costas de Brasil

No se registraba desde el 2010 una tormenta tropical en este sector del Atlántico Sur. ¿Cuáles son las características que definen a estos sistemas como tropicales y en qué se diferencian de los sistemas extratropicales? ¡Te lo contamos!

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 27 Mar 2019 - 08:25 UTC
Iba tormenta tropical Brasil
La tormenta tropical Iba no representa una real amenaza en tierra, aunque sí sobre el mar. Credito: NOAA Environmental Visualization Laboratory

El pasado domingo la Marina de Brasil emitió un aviso especial confirmando la presencia de una tormenta tropical denominada Iba, localizada sobre el mar a aproximadamente 800km al noreste de Río de Janeiro.

El fenómeno sin dudas despertó en estos días el interés no solo de la comunidad científica sino del público en general que entiende que lo sucedido es algo atípico. Desde el 2010, con la tormenta tropical Anita, no se registraba un fenómeno de estas características en esta zona del Atlántico Sur.

El caso más emblemático es sin dudas el de Catarina, en 2004. Es el único sistema en registrado en toda la historia sobre el Atlántico Sur que logró alcanzar categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson para huracanes. En aquel entonces, Catarina produjo la muerte de 3 personas, casi 200 heridos y 400 millones de dólares en pérdidas con la evacuación de 10 mil personas en la región de Santa Catarina.

Actualmente Iba no presenta estos riesgos en tierra. Según el último comunicado oficial emitido por el Centro de Pronóstico de Tiempo y Estudios Climáticos (CPTEC/INPE), la actual tormenta tropical no alcanzará categoría de huracán y se mantiene alejada unos 400km de la línea costera, extendiéndose entre el litoral sur del estado del Espíritu Santo y el norte de Río de Janeiro, con vientos sostenidos de 65km/h en un radio de 185 km. El movimiento previsto indica un desplazamiento hacia el sur y levemente hacia el este durante el miércoles 27, alejándose de la costa y debilitándose. Las condiciones de tiempo severo se esperan sobre alta mar, con lluvias intensas y olas de3 a 4m hasta la noche del miércoles.

Ciclones tropicales versus ciclones extratropicales

Los ciclones hacen referencia a sistemas de baja presión en donde el aire rota de manera horaria (hemisferio sur) u anti horaria (hemisferio norte) alrededor de un centro con un mínimo de presión. Básicamente existen dos tipos de ciclones, denominados en relación a su zona de formación en el planeta: los tropicales y los extratropicales.

Los ciclones tropicales dependiendo de su intensidad se los denomina tormenta tropical o huracán (en otras partes del mundo se utilizan sinónimos, como tifón). La intensidad está establecida a través del viento sostenido que presentan durante el lapso de un minuto. Se establece la presencia de una tormenta tropical cuando los vientos se ubican entre 63 km/h y 118 km/h. Con vientos de más de 119 km/h se decreta la presencia de un huracán, el cual puede alcanzar 5 categorías. La categoría más intensa es utilizada para aquellos sistemas que presentan vientos sostenidos superiores a los 252 km/h.

Estos sistemas se forman sobre el océano en una franja de latitudes que va desde los 20°N a 20°S, aunque no sobre la línea próxima al Ecuador. Iba despierta curiosidad dado que la zona en donde se formó pocas veces registró la presencia de sistemas tropicales. Existen diversas cuencas oceánicas de formación de sistemas tropicales, exceptuando la costa oeste de Sudamérica y raramente (como en esta ocasión) el Atlántico Sur.

En estas extensas regiones oceánicas encuentran la fuente de energía primaria para su subsistencia que es el calor de la primera capa del océano, con temperaturas superficiales superiores a los 27°C. Otros factores claves para la formación son la presencia de una capa húmeda en la baja atmósfera y de escasa cortante vertical de viento, es decir, poco cambio de intensidad y dirección de los mismos en la vertical.

Los ciclones extratropicales, por su parte, pueden formarse sobre mar o sobre tierra, en zonas alejadas de los trópicos. A diferencia de los sistemas tropicales, su formación se asocia a importantes contrastes de temperatura y humedad, zonas delimitadas por los sistemas frontales.

Lo ciclones extratropicales con sus frentes asociados son los que dominan el tiempo a diario sobre la Argentina. En algunas ocasiones, suelen profundizarse de manera notable, alcanzando muy baja presión y ocasionando intensos vientos a su alrededor. En contadas ocasiones, se habla de ciclogénesis explosivas cuando se profundizan muy rápidamente, produciéndose una caída de presión en su centro superior a los 20hpa en 24hs.

Publicidad