Reducir emisiones de CO2 en vuelos a partir de mejores pronósticos

Met Office y una empresa de software sueca han desarrollado una forma de ayudar a los pilotos a gastar menos combustible. La aviación emite hasta el 3,5% de las emisiones mundiales de CO2, y se espera que esa proporción aumente significativamente en el futuro.

Emisiones CO2 aviones vuelos dióxido de carbono
Las emisiones de dióxido de carbono por parte de la aviación son significativas.

La previsión de viento de alta resolución puede ayudar a la industria de la aviación a reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y ahorrar dinero en combustible. La Met Office del Reino Unido ha trabajado con la empresa sueca AVTECH para desarrollar un software que ayuda a los pilotos a volar de manera más eficiente.

Los datos meteorológicos estándar proporcionados a las aerolíneas dan información sobre vientos cada nueve minutos durante la fase de crucero de un vuelo. En cambio, los datos globales de alta resolución de Met Office pueden calcular condiciones de viento en intervalos de menos de un minuto.

Es fundamental que utilicemos toda la tecnología a nuestra disposición para ayudar a reducir las emisiones de CO2.

El software recibe el pronóstico de vientos y analiza el peso total, la distancia, la altitud y la velocidad de una aeronave. Luego calcula la altitud más eficiente en combustible y proporciona al piloto un perfil de vuelo óptimo para su ruta para reducir la cantidad de combustible quemado.

Reduciendo CO2

El jefe de transporte de Met Office, Jonathan Dutton, dijo: “A medida que el mundo avanza hacia el cero neto, es crucial que usemos toda la tecnología a nuestra disposición para ayudar a reducir las emisiones de CO2.

“Mediante el uso de datos de previsión meteorológica global de alta resolución de Met Office, se podrían ahorrar cientos de miles de toneladas de CO2 cada año si las aerolíneas adoptan tecnología innovadora”, dijo.

La tecnología es solo un ejemplo de cómo se pueden utilizar los datos meteorológicos para realizar mejoras significativas en las emisiones de las industrias del transporte , agregó.

La aerolínea Norwegian ya ha comenzado a utilizar la tecnología. Se ha estimado que el software puede ayudarles a reducir las emisiones de CO2 en 10,000 a 15,000 toneladas por año en base a los niveles de tráfico aéreo anteriores al COVID 19, lo que equivale a la misma cantidad de emisiones producidas por 31 millones de millas conducidas en un vehículo de pasajeros promedio, afirma Met Office.

Si todas las aerolíneas a nivel mundial usaran esta tecnología, podría ahorrarse 496,000 toneladas de CO2 cada año, basado en operar al 40% de los niveles de tráfico aéreo anteriores al COVID 19. Si la aviación vuelve a los niveles anteriores a la pandemia, los ahorros podrían equivaler a 1,24 millones de toneladas al año.

Combustibles alternativos

Vuelos más eficientes son solo una de las formas en que la industria de la aviación intenta reducir las emisiones. Otras incluyen el cambio a combustibles elaborados a partir de desechos reciclados, como aceite de cocina usado, desechos industriales y residuos agrícolas y forestales.

dirigible Hybrid Air Vehicles
Dirigible de la empresa Hybrid Air Vehicles.

Algunas aerolíneas y empresas de tecnología están trabajando para usar hidrógeno y electricidad como combustibles, aunque es poco probable que esto sea posible para vuelos de larga distancia y aviones más grandes. Hybrid Air Vehicles, con sede en el Reino Unido, ha desarrollado un dirigible ecológico para rutas de corto alcance, muy habituales entre distintas ciudades importantes de Europa.