Una buena y una mala para la ciencia

La espectacular primera imagen de un agujero negro, y la misión lunar de Israel con un desenlace que apenó a la mayoría. Estos dos acontecimientos despertaron el interés de científicos y no científicos esta semana. No te pierda el resumen.

Marina Fernández Marina Fernández 13 Abr 2019 - 14:31 UTC
Agujero Negro
Primera imagen, la región oscura central es la sombra del agujero negro.

Las noticias de la comunidad científica fueron protagonistas esta semana, la información dio la vuelta al mundo y muchos se interesaron por estos sucesos independientes que hacen historia en la física, matemática y astronomía. Si te interesa saber con detalle “¿por qué es importante la foto del agujero negro?" y "¿por qué fracasó la misión israelita?" Encontrarás las respuestas a continuación.

Histórica imagen de un Agujero Negro

Se trata de la primera imagen de un agujero negro que se encuentra ubicado en el centro de la galaxia Messier 87, a una distancia de 55 millones de años luz de la Tierra, obtenida gracias a una red de antenas de radio alrededor del mundo, el Telescopio Horizonte de Sucesos (EHT, por sus siglas en inglés de Event Horizon Telescope). La foto circuló rápidamente en los medios de comunicación, tras ser revelada por un grupo de científicos en varias ruedas de prensa simultáneas, para distintos países y en diferentes idiomas al mismo tiempo. Llegó al punto de ser viral en las redes sociales junto al hashtag #EHTBlackHole que fue Trending Topic el pasado miércoles.

Esta figura no proviene de una sola foto, se logró gracias a la composición de muchísimos datos, como si fuera un gran rompecabezas. La captura de las ondas de radio de ocho telescopios alrededor del mundo fue tomada en simultáneo durante cinco noches en 2017. Este resultado se obtuvo luego de dos años de arduo trabajo y procesamientos de los datos.

Se realizó el filtrado y compilando de la información de los telescopios a través de sofisticados algoritmos. Tres docenas de científicos de la computación (informáticos teóricos) han colaborado en los trabajos de programación, para procesar los datos de los telescopios y obtener la imagen del agujero negro supermasivo. Uno de los integrantes de este grupo es Katherine Bouman, una joven de 29 años que ha conseguido un reconocimiento sobresaliente por su excelente desempeño, como parte de los informáticos vinculados al ambicioso proyecto.

¿Por qué es importante la foto del agujero negro?

A esta imagen se la considera una revolución para la astrofísica porque, hasta ese momento un agujero negro solo podía ser explicado de manera teórica a través de fórmulas, un concepto físico-matemático. La existencia de agujeros negros es una de las predicciones de la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein, hace más de 100 años. En 1915 publicó una versión más compleja en la que incorpora a su teoría la gravitación, describió a la gravedad como una propiedad geométrica del espacio-tiempo, la curvatura de estos está directamente relacionada con la masa, la velocidad y la energía de la materia o radiación.

Con el correr de las décadas y junto al avance de las tecnologías fue posible ver una cantidad de simulaciones de los agujeros negros hechas en computadoras, estas daban como resultado una representación gráfica muy similar a la imagen real que se dio a conocer esta semana. Este es el suceso que llena de satisfacción y alienta a todos los científicos. Es una manera de reafirmar que se están haciendo bien las cosas, que el camino es el correcto. Un agujero negro dejó de ser algo abstracto, desde ahora es algo “tangible”. Finalmente, ahora nuestros ojos pueden ver lo que las ecuaciones demostraron hace años.

La mala noticia de la semana

El 21 de febrero de este año a bordo del cohete Falcon 9 despegó la nave israelita Beresheet ("principio" en hebreo) rumbo a la Luna. Llevó ocho años de trabajo en la Tierra y un costo de 100 millones de dólares, (la primera misión lunar de financiamiento privado). Su objetivo era estudiar el campo magnético lunar.

La sonda Beresheet se estrelló
La sonda se estrelló frente a la sala de control, un auditorio con el primer ministro Netanyahu, mientras era televisado en vivo. Foto AP

La nave no tripulada recorrió con éxito más de 384 mil kilómetros, pero en el tramo final a minutos del ansiado alunizaje planeado para el 11 de abril, en la sala de control perdieron contacto con la nave justo en el momento previo del alunizaje.

Esta misión espacial fracasó. El director general Opher Doron, dijo: “nos estrellamos en la superficie de la Luna cuando efectuábamos el descenso y la sonda se hizo pedazos. El motor principal se apagó poco antes del descenso, cuando se restableció la potencia, la gran velocidad impidió a la nave posarse a salvo en la superficie y se estrelló. Falló una de las unidades que medía la inercia y esto causó una desafortunada cadena de eventos, de los que no tenemos certeza”. Israel estuvo a punto de convertirse en el cuarto país del mundo en desembarcar en la Luna, estuvo muy cerca pero lamentablemente no llegó a lograrlo.

Publicidad