meteored.com.ar

La Tierra se desacelera: su relación con el oxígeno disponible

Es un hecho que la rotación de la Tierra se está desacelerando. Aunque vivamos un día a día a toda prisa, su duración va aumentando a medida que pasan los siglos. En reciente estudio se plantea un posible vínculo entre el oxígeno en la atmósfera y esta desaceleración. ¿Por qué?

Tierra y Luna
La desaceleración de la Tierra está estrechamente vinculada con la atracción gravitacional de la Luna.

La desaceleración de la Tierra comenzó con su origen hace 4.500 millones de años. Aunque no lo notemos en nuestra vida cotidiana, la rotación más lenta favorece el alargamiento de los días y por tanto una mayor incidencia de luz solar en el planeta. Un reciente estudio publicado en Nature Geoscience afirma que este fenómeno se puede conectar con la oxigenación de la atmósfera terrestre.

Hace cientos de millones de años, un día duraba 22 horas por la rotación más rápida de la Tierra alrededor de su eje. Ahora se desacelera y la duración de un día aumenta en aproximadamente 1,8 milisegundos cada siglo.

Durante casi 2.000 millones de años, se ha desarrollado una gran diversidad de vida vinculada con el aumento escalonado de los niveles de oxígeno. Con el ralentizar de la rotación terrestre, las cianobacterias fotosintéticas pueden haber liberado grandes cantidades de oxígeno, determinando así el momento de oxigenación de la Tierra, según explican los autores.

El resultado está inspirado en un estudio de las comunidades microbianas expuestas a condiciones extremas en el fondo de un sumidero sumergido del lago Hurón. Debido a que el agua del sumidero de Middle Island, en Estados Unidos, es rica en azufre y baja en oxígeno, es válido considerar como análogos de los organismos unicelulares de hace millones de años a las bacterias de colores brillantes que prosperan actualmente ahí.

¿Cómo se sabe que la Tierra se está desacelerando?

Nuestro planeta comenzó con una rotación natural desde su formación. Gradualmente, la acumulación gravitacional de rocas y polvo que flotan en el espacio dio lugar a esto. Pero la rotación no es constante. Y sobre esto ¿qué actúa? Las fuerzas propias del planeta, como los vientos en superficie y los movimientos de su núcleo, además de procesos externos como la atracción gravitacional de otros cuerpos, generan efectos en el movimiento giratorio terrestre.

A pesar de todos los factores que actúan sobre la rotación terrestre, el más importante sigue siendo el de nuestro satélite natural, la Luna.

La técnica de interferometría de línea de base muy larga es la que permite medir los cambios en la rotación de la Tierra, por mínimos que sean. Telescopios emplazados con gran separación en la superficie terrestre, se sintonizan con las señales del espacio exterior. A medida que rota el planeta, estas señales aparecen y desaparecen. Como resultado, los científicos han podido calcular con gran precisión cuánto tiempo le toma a la Tierra hacer una rotación completa, comparando el tiempo que demora una señal en desaparecer y reaparecer.

¿Por qué podemos disfrutar del aire respirable?

El oxígeno es el tercer elemento químico más abundante del universo y reacciona con casi todos los elementos de la tabla periódica. Entonces, ¿cómo se hizo la Tierra de una atmósfera compuesta por un 21% de oxígeno? El origen está en los organismos conocidos como cianobacterias o algas verdiazules. Estos microbios realizan la fotosíntesis para producir carbohidratos y, por supuesto, oxígeno.

algas verdes
Las cianobacterias o algas verdiazules son las responsables de la existencia de oxígeno en el Planeta Tierra.

La evolución de las cianobacterias ocurrió en ausencia de oxígeno y dependencia al sulfato como suministro energético. Hasta hace poco existía una gran incertidumbre sobre el Gran Evento de Oxidación que permitió la vida animal en el planeta. ¿Por qué se necesitaron millones de años para que los niveles de oxígenos se elevaran lo suficiente? Este interrogante científico ya ha sido resuelto. Pero, ¿se mantendrá la desaceleración de la Tierra? Y lo que es peor aún, ¿será suficiente para mantener el oxígeno necesario para vivir?