meteored.com.ar

¿Qué es un tornado?

Representa uno de los fenómenos naturales más atrapantes y destructivos de la naturaleza. Su desplazamiento errático con vientos que pueden superar los 300km/h puede arrasar un pueblo entero en cuestión de unos pocos minutos.

Tornado
La región central de la Argentina es uno de los lugares más propensos del mundo para el desarrollo de tornados.

Un tornado se define como una columna de aire que gira violentamente sobre sí misma, desprendiéndose de una nube cumuliforme y estando en contacto con el suelo, siendo frecuentemente visible como una nube embudo. La tonalidad adquirida proviene de la condensación del vapor de agua, el polvo y los distintos elementos succionados por el mismo.

El ancho de un tornado típicamente varía entre unos pocos centímetros y 2km, perdurando en su avance por un tiempo medio inferior a los 15 minutos. En situaciones excepcionales, sus vientos pueden superar el umbral de los 322km/h siendo esta la mayor categoría posible alcanzada (EF5 en la Escala Fujita Mejorada, utilizada actualmente para catalogar la fuerza del fenómeno según los daños que produce).

Los tornados más frecuentes y más intensos son aquellos que son engendrados en una celda de tormenta con rotación, las superceldas. Estas, bajo ciertas condiciones de entorno, pueden desarrollar un mesociclón a unos pocos kilómetros de altura en el corazón de la tormenta. Este vórtice de aire de aproximadamente 2 a 10km de diámetro, suele ser el factor clave para el posterior desarrollo del tornado que unirá la base de la tormenta con la superficie.

Tornados en Argentina

El sector argentino comprendido por el norte de Buenos Aires, este de Córdoba, sur y centro de Santa Fe y oeste de Entre Ríos conforma una de las regiones más propensas del mundo a desarrollar superceldas con formación de tornados.

El 10 de enero de 1973 se registró en San Justo (Santa Fe) el tornado más intenso registrado en todo el hemisferio sur, alcanzando categoría F5 y cobrándose la vida de 63 personas. Otro evento muy destacado fue el ocurrido entre el 13 y el 14 de abril de 1993 cuando una oleada de más de 300 tornados afectó a la provincia de Buenos Aires con intensidades que llegaban hasta F3. Más reciente, el 4 de abril de 2012 el Gran Buenos Aires fue azotado por tormentas severas que produjeron 4 tornados con intensidades entre F1 y F2.