meteored.com.ar

Nuevo estudio sobre la Oscilación Multidecadal del Atlántico

Durante mucho tiempo se pensó que la Oscilación Multidecadal Atlántica (AMO) es una variante natural del sistema climático. Sin embargo, resultados de un nuevo estudio climático muestran que esta variación es favorecida por grandes erupciones volcánicas.

erupción volcánica y océano
Las oscilaciones climáticas multidecadales durante el último milenio pudieron ser impulsadas por el forzamiento volcánico.

¿Qué es la Oscilación Multidecadal del Atlántico (AMO)? básicamente es una ciclo continuo de cambios de larga duración en la temperatura de la superficie del mar del Océano Atlántico Norte, con fases frías y cálidas que pueden durar de 20 a 40 años.

Con el paso del tiempo han existido varias teorías sobre el origen y las causas de las AMO, algunos climatólogos las atribuyen a ciclos de variabilidad natural del planeta. Por otro lado, un nuevo estudio ha demostrado que estas podrían estar forzadas a ocurrir por la influencia por erupciones volcánicas y factores antropogénicos.

Recientemente climatólogos del Centro de Ciencias del Sistema Terrestre (ESSC, por sus siglas en inglés), señalan que factores como grandes explosiones volcánicas podrían ser la causa de una reciente AMO. También descubrieron que es muy parecido al ciclo de calentamiento que ocurrió en un periodo de tiempo de 40 a 60 años durante la era preindustrial.

"Es algo irónico, supongo", dijo Michael E. Mann, profesor de Ciencias Atmosféricas y director del ESSC. “Hace dos décadas, trajimos a la AMO a conversación, argumentando que había una oscilación climática interna natural a largo plazo centrada en el Atlántico Norte, basada en las observaciones y simulaciones limitadas que estaban disponibles entonces".

"Muchos otros científicos corrieron con el concepto, pero ahora hemos cerrado el círculo. Mis coautores y yo hemos demostrado que la AMO es resultado del cambio climático impulsado por forzamientos tanto humanos, como naturales" agregó.

variación de temperatura
El mapa muestra el patrón espacial de variación de temperatura por porcentaje. La mayor variación se observa en los trópicos y la menor en los polos. Crédito: Daniel J. Brouillette. Penn State

Investigación climatológica de la AMO

Se demostró que el aparente ciclo AMO en la era moderna es por el cambio climático impulsado por industrialización, específicamente por el calentamiento durante el siglo pasado debido a la contaminación por carbono y un factor de enfriamiento compensador reforzado por la ceniza volcánica, que fue más fuerte desde 1950 hasta la aprobación de las Leyes de Aire Limpio en las décadas de 70s y 80s.

Su conclusión, publicada el pasado viernes 5 de marzo en la destacada revista Science, dice que la señal temprana fue causada por grandes erupciones volcánicas en siglos pasados que provocaron un enfriamiento inicial y una recuperación lenta, con un espacio promedio de medio siglo.

"Algunos científicos de huracanes, han afirmado que su aumento en el Atlántico en las últimas décadas se debe al repunte de un ciclo AMO interno", dijo Mann. "Nuestro último estudio parece reforzar esa teoría". "Lo que en el pasado se ha atribuido a una oscilación interna de AMO es en cambio el resultado de impulsores externos, incluido el forzamiento antropogénico durante la era industrial y el forzamiento volcánico natural durante la era preindustrial" resaltó.

Se observaron modelos climáticos, tanto para la época preindustrial durante los últimos mil años (donde se utilizaron factores externos como los impulsores solares y volcánicos), como para simulaciones de "control" no forzadas donde no se aplicaron impulsores externos y ningún cambio.

"Los modelos muestran oscilaciones internas intrínsecas en una escala de tiempo de 3 a 7 años característica del fenómeno de El Niño (ENSO) establecido, pero nada en la escala de varias décadas que sería el AMO", dijo Byron A. Steinman, profesor asociado de Ciencias de la tierra y del medio ambiente, Universidad de Minnesota Duluth, que también participó en el proyecto. "Lo que sabemos es que una oscilación como El Niño es real, pero la AMO no lo es".

Mann sugirió que, si bien algunos científicos continúan descartando ciertas tendencias del cambio climático como resultado de un supuesto ciclo climático interno de la AMO, la mejor evidencia científica disponible no respalda la existencia de dicho ciclo.