meteored.com.ar

Otra ola de calor y pocas lluvias en Argentina

Noviembre se presentó con una primera parte que mostró temperaturas moderadas, pero hacia el final, la ola de calor fue intensa. El alivio llegó con algunas lluvias y cambio de viento en el inicio de diciembre, pero ahora se prevé una nueva ola de calor.

Calor, ola de calor, verano, temperatura, lluvia, sequia
La temperatura no da tregua, y a pesar del breve descenso de las últimas horas, ya comienzan a elevarse de manera significativa y vamos rumbo a una nueva ola de calor

El comienzo del mes de diciembre fue aliviador para gran parte de Argentina, porque arrancó con algunas lluvias de variada intensidad y además estuvo asociado a una rotación del viento al sur y una fuerte disminución de las marcas térmicas que puso fin a la ola de calor que se presentó a fines de noviembre.

Pero este comportamiento moderado de la temperatura durará pocas horas, porque ya comienza una consolidación de viento del norte y con cielo mayormente despejado, lo que proporcionará un importante aumento de la temperatura, con un potencial probable desarrollo de otra fuerte ola de calor para el país.

Altas temperaturas y nueva ola de calor

A medida que avance el fin de semana, se prevé que se afiance el incremento de las marcas térmicas, llevando los valores a temperaturas superiores a los parámetros normales para el mes de diciembre.

Si bien se espera que el sur de la región pampeana presente un muy leve descenso térmico durante el domingo, debido a un breve incremento de la nubosidad, en general se observará un fin de semana con marcas térmicas muy altas, y además generalizadas, ya que la mayor parte del país medirá valores por encima de 35ºC.

Esta situación seguirá persistiendo a lo largo de la primera parte de la próxima semana, por eso se hace referencia a la probabilidad de un potencial desarrollo de una nueva ola de calor que podría afectar a la mayor parte de Argentina durante el transcurso de los próximos días.

Pocas lluvias y eventos erráticos

Casi como una costumbre, la semana se presentará con muy poca actividad de lluvias a lo largo de todo el país. Sólo eventos puntuales podrían desarrollarse en zonas muy acotadas debido a la presencia de las elevadas temperaturas, que podrían generar las típicas tormentas de verano, es decir, eventos convectivos muy puntuales y acotados.

Las lluvias siguen siendo muy puntuales y aisladas, no logran consolidarse eventos importantes de manera generalizada

Cabe destacar que hacia el próximo jueves podría comenzar a gestarse una situación de tiempo inestable de manera más generalizada, que abarcaría parte de la porción central del país, situándose especialmente sobre Buenos Aires, pero este evento por el momento tiene muy baja probabilidad de ocurrencia.

El resto de la semana se presentará con características de total estabilidad, sólo interrumpido por esos momentos puntuales en zonas particulares, en los que se podría dar alguna tormenta convectiva y muy aislada.