300 millones de planetas potencialmente habitables en la Vía Láctea

Un nuevo estudio arriba a esta conclusión luego de combinar información del telescopio espacial Kepler y el observatorio Gaia. Algunos de ellos, podrían ubicarse muy cerca de nuestro Sistema Solar, en términos astronómicos.

La misión Kepler es responsable de la mayoría de los descubrimientos de exoplanetas hasta la fecha.

El estudio de exoplanetas ha crecido a pasos agigantados en las últimas décadas, habiéndose confirmado 4296 descubrimientos en 2188 sistemas, y otros 5634 candidatos que esperan su aprobación.

Recientemente, un equipo internacional de científicos, liderado por investigadores del Centro de Investigación Ames de la NASA, combinó datos del extinto telescopio espacial Kepler y el Observatorio Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA). El trabajo concluyó que podría haber hasta 300 millones de planetas potencialmente habitables en nuestra galaxia.

Este trabajo apareció recientemente online y muy pronto será publicado en The Astronomical Journal.

El aporte clave de la misión Kepler

La misión Kepler, que estuvo en funcionamiento de 2009 a 2018 (cuando se quedó sin combustible), es responsable de la mayoría de los descubrimientos de exoplanetas hasta la fecha. Según la cantidad de planetas que encontró, los científicos ahora estiman que podría haber más planetas que estrellas en la Vía Láctea (las últimas estimaciones dicen que hay entre 100 y 400 mil millones de estrellas).

El estudio de exoplanetas ha crecido a pasos agigantados en las últimas décadas.

Steve Bryson, autor principal del estudio, indicó que “Kepler ya nos dijo que había miles de millones de planetas, pero ahora sabemos que una buena parte de esos planetas podrían ser rocosos y habitables. Aunque este resultado está lejos de ser un valor final, y el agua en la superficie de un planeta es solo uno de los muchos factores para sustentar la vida, es extremadamente emocionante que hayamos calculado que estos mundos son tan comunes con tanta confianza y precisión".

Millones de planetas habitables en nuestra Vía Láctea

Con el fin de calcular la frecuencia con la que ocurren planetas similares a la Tierra potencialmente habitables en nuestra galaxia, el equipo se centró en las estrellas del conjunto de datos final de Kepler que eran similares a nuestro Sol en términos de edad (aproximadamente 4.600 millones de años) y temperatura (más o menos hasta 815 °C). Además, observaron planetas que tenían entre 0,5 y 1,5 radios terrestres, lo cual da una mayor probabilidad de que sean rocosos.

A partir de esto, el equipo descubrió que podría haber hasta 300 millones de planetas potencialmente habitables solo en nuestra Vía Láctea. Además, los resultados indican que cuatro de estos exoplanetas podrían estar ubicados a 30 años luz del Sistema Solar, el más cercano de los cuales podría estar a solo 20 años luz de nosotros.

La complejidad de calcular la probabilidad de existencia de planetas habitables

El análisis incluyó una amplia gama de estrellas, cada una de las cuales tiene sus propias propiedades particulares que afectan la habitabilidad. Esto es común en la investigación de exoplanetas y astrobiología, donde se consideran múltiples características superpuestas para determinar la habitabilidad potencial. Combinado con los límites de los telescopios actuales, la complejidad resultante de esta investigación es la razón por la que es tan difícil calcular el número de planetas potencialmente habitables que podrían existir.

Ravi Kopparapu, coautor del estudio, indicó que “siempre supimos definir la habitabilidad simplemente en términos de la distancia física de un planeta a una estrella, para que no haga demasiado calor o frío, lo que nos dejó haciendo muchas suposiciones. Los datos de Gaia sobre las estrellas nos permitieron mirar estos planetas y sus estrellas de una manera completamente nueva".

En la medida que se descubren más exoplanetas y se mejoran nuestras capacidades para estudiarlos, los astrónomos podrán imponer mayores restricciones a la probabilidad de encontrar planetas que puedan albergar vida.