meteored.com.ar

Bagdad, capital de Irak, registró un récord de 51.8 °C

Bagdad, la capital de Irak reportó una máxima de 51,8 ° C en los últimos día de julio. El punto es que superó los 50 °C durante varios días, y en el país algunos lugares tuvieron mínimas por encima de los 45 °C.

Calor Bagdad
El calor en Bagdad ha sido tan intenso que se improvisaron duchas en la calle.

Los últimos días de julio fueron un infierno de caluroso en gran parte de Irak, Kuwait y parte del sur de Irán. Si en España les parece muy caluroso sus promedios de temperaturas máximas que en algunas zonas rondan los 40 °C, deberían saber que es un ambiente fresco al lado de las temperaturas de oriente.

El 28 de julio la capital del país alcanzó su máximo valor histórico con 51,8 °C, y valores similares se dieron en todo el país. Su vecino Kuwait, al sur, reportó valores casi rondando los 53 °C. Son cifras de temperatura demasiado elevadas para el cuerpo humano. Aunque esa zona es muy calurosa, este año las olas de calor han sido mucho más intensas y extensas.

Esos valores están a pocos grados del récord máximo histórico de 1913 ocurrido en el Valle de la Muerte, en California, con 56,4 °C. Pero en este caso son registros en zonas densamente habitadas. Y no hay que olvidar el detalle de las mínimas. En Bagdad, por caso, las mínimas durante varios días no han descendido de los 30 °C. En Kut Al Hay, ubicado al sur de Bagdad, el 30 de julio, la temperatura mínima no bajó de los 48 °C.

Se quiebra un récord de hace 5 años

La temperatura máxima de 51,8 °C registrada en Bagdad quiebra el récord anterior de 51 °C registrada hace 5 años. Aunque se esperaban máximas más altas en los días posteriores, finalmente ese valor se mantuvo como el más elevado. Según indica El Espectador, la marca más alta registrada en Irak fue de 53.8 ºC hace cuatro años en la ciudad de Basora.

En esta época del año, con un profundo secamiento del aíre y sistemas de alta presión persistentes en la zona, el desierto logra calentarse progresivamente a lo largo de muchos días, y llega el momento en que el balance de radiación nocturno no logra que las temperaturas bajen lo suficiente. Y con mínimas muy altas, solo queda esperar máximas en el entorno de los 50 °C.

Cualquier persona no acostumbrada a este clima podría sucumbir en poco tiempo ya que es realmente un valor extremo para el ser humano. Por su parte YNetEspañol relata que aun con este calor, en diferentes puntos del país se llevaron a cabo protestas contra Mustafa Al Kazimi, primer ministro iraquí, quien asumió hace menos de tres meses. Entre otros reclamos, como el de la falta de empleos, los manifestantes se mostraron exasperados por los frecuentes cortes de electricidad que dejan a los ciudadanos sin ventilación, justamente en este tipo de situaciones.

Mínimas por encima de los 45 °C

Después de la guerra que se abatió sobre Irak, la infraestructura del país quedó muy dañada. Es por ello, que el sistema eléctrico es muy endeble, y la posibilidad de tener aire acondicionado es para muy pocos. Sumado a que la vida diaria no se modifica aun con esos valores de temperaturas, muchas personas deben pasar sus días en lugares donde el calor puede ser aún mayor.

Bagdad
El calor en todo Iraq es una constante en esta época del año. Pero cada vez es más intenso y duradero.

De todas formas se improvisaron sistemas para poder conseguir algo de fresco. Los vendedores ambulantes tuvieron que buscar otros sitios con algo de sombra, y se improvisaron duchas en la calle. También hay que tener en cuenta que más allá del valor máximo, en Bagdad, las máximas por encima de los 50 °C se repitieron durante cuatro días consecutivos, y los días más frescos tuvieron máximas de 45 °C.

Algunos científicos del clima plantean que este tipo de situaciones están potenciándose por el cambio climático. Más allá de que el clima de la región es extremo en verano, la recurrencia de olas de calor con máximas persistentes por encima de los 48 °C y mínimas muy altas están presionando sobre la salud de la población.