StoreWindows10

Cambios en la circulación favorecen el desarrollo de tormentas

Nuevos eventos de lluvias y tormentas de variada intensidad se desarrollarán durante los próximos días. Sumado a lo que se registró durante las últimas semanas, comienza a notarse progresivamente una mejora en las condiciones de humedad del suelo.

Leonardo De Benedictis Leonardo De Benedictis 21 Sep 2018 - 17:55 UTC
Lluvias Maíz Trigo Sequía
Progresivamente tienden a mejorar las condiciones hídricas del suelo de toda la franja central del país.

A partir del comienzo del mes de septiembre, comenzaron a desarrollarse algunas lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la porción central y norte del país. Si bien las mismas no fueron generalizadas, se puede ver que de a poco, comienzan a ser eventos más recurrentes, con mayores acumulados y de a poco, van completando el mapa del territorio nacional, mejorando progresivamente las condiciones de humedad del suelo.

Si bien los fenómenos observados no alcanzan para mejorar de manera notable y definitiva la situación del suelo, hay que destacar que el mes de septiembre es un mes bisagra, ya que comienza a presentar cambios en la circulación, con un aumento de las marcas térmicas, un período más prolongado de luz solar, y con la presencia de viento del sector norte, lo que aporta humedad a sectores que presentan, hasta el día de hoy, características muy secas.

Pero esta nueva circulación que aparece en ésta época del año, está potenciada por el paulatino calentamiento del pacífico central, ya que se espera que a partir de octubre, comencemos a ingresar a un período de evento “El Niño”. Con estas características, se espera que la humedad sea más importante, y con ello, la probabilidad de lluvias y tormentas se incrementa de manera muy significativa.

Lluvias dispersas y mejoras para pocos

Si se analiza la situación al día de hoy, se puede ver una distribución muy despareja de la humedad en el suelo, con buenas reservas hídricas ubicadas solamente sobre el centro y este de la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y sectores de Uruguay. En tanto, hacia el oeste, se observa un detrimento muy rápido de las condiciones de humedad en el suelo, llegando a sectores del oeste de Buenos Aires, La Pampa, Córdoba y sectores de la provincia de Santa Fe, donde la humedad del suelo es realmente muy pobre, y las lluvias de la última semana beneficiaron sólo a algunos sectores acotados, mientras que en otros, las precipitaciones estuvieron acompañadas de granizo, por lo que complicaron aún más la situación.

El aspecto positivo de esta situación, es que desde que comenzó el mes de septiembre, se empezó a observar una mayor recurrencia de los eventos de precipitaciones, y si bien la mayoría de estos episodios de lluvia se mantuvieron acotados especialmente a la franja este del país, de a poco, se van desarrollando más hacia el oeste, por lo que paulatinamente se prevé una mejora generalizada.

Nuevas lluvias y eventos fuertes

Durante el fin de semana se prevé el desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad, se prevé que las mismas abarquen gran parte de la porción central y del norte argentino, especialmente la franja este del país. Estas tormentas serán fuertes o incluso muy fuertes, con la probabilidad de eventos severos en la región del Litoral especialmente, donde el potencial de desarrollo es muy significativo.

Si bien los acumulados de lluvia previstos de manera generalizada no se espera que sean demasiado abundantes, de manera puntual se observarán importantes desarrollos de tormentas, por lo que el registro será muy significativo. Las precipitaciones comenzarán a partir del sábado y se extenderán hasta el lunes, desplazándose desde la región pampeana hacia el noreste del territorio nacional.

Publicidad