Chile: fenómenos extremos y opuestos golpean el sur y el norte

El vecino país se debate entre los incendios en el sur favorecidos por las temperaturas récord de estos días, y las intensas precipitaciones en las áridas zonas cordilleranas del norte fomentadas por la “alta boliviana”.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia 06 Feb 2019 - 11:54 UTC

El gobierno de Chile decretó el martes 5 el estado de catástrofe en las regiones del Maule, BioBío y la Araucanía, sectores del sur del país en donde se registraron más de 600 focos de incendios que se han consumido hasta el momento 9500 hectáreas en zonas rurales.

La zona afectada por incendios se vio influenciada en estos últimos días por una masa de aire muy calurosa que elevó la temperatura hasta valores jamás registrados. En la región de la Araucanía los termómetros llegaron a registrar 38°C mientras que en el extremo sur por primera vez se superaron los 30°C.

Por su parte el norte chileno, bajo condiciones tan extremas como opuestas, se vio golpeado en los últimos días por intensas lluvias en las zonas cordilleranas que dejaron dos muertos y provocaron el desborde de ríos e inundaciones, afectando principalmente al turístico poblado de San Pedro de Atacama y Calama. Más al norte, en la región de Arica y Parinacota, la crecida de varios ríos provocaron inundaciones que cortaron importantes rutas, mientras que al menos cinco poblados rurales se encuentran aislados.

Esta situación estuvo favorecida por la presencia de “la alta de Bolivia”, un sistema meteorológico frecuente durante el verano, relacionado con una circulación anticiclónica en altura que transporta humedad desde el interior tropical del continente sobre zonas generalmente más secas.

Publicidad