meteored.com.ar

Corte de USA limita al gobierno sobre política contra cambio climático

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos quitó potestad a la Agencia de Protección del Medio Ambiente para definir políticas sobre límites a las emisiones de gases de efecto invernadero, y traslada esa potestad a los Estados. Esto es una grave traba al gobierno federal para imponer sus políticas.

Corte Suprema USA
Edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos.

La Corte Suprema de los Estados Unidos, de mayoría conservadora, ayer generó un nuevo dictamen de alto impacto, luego de haber avanzado contra el aborto y la portación de armas. Ahora los jueces de máximo tribunal limitaron las posibilidades del gobierno federal para controlar la emisión de gases de efecto invernadero. Según indica France 24, esto recorta la capacidad de la Casa Blanca para luchar contra el cambio climático, y manifiesta el gran poder de lobby que tienen las petroleras en ese país y empresas de energía.

En concreto, los seis jueces de tendencia conservadora que integran la corte dictaminaron, en contra de sus tres colegas progresistas, al definir que la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) no podía dictar normas generales para regular las emisiones de las centrales de carbón, que producen casi el 20% de la electricidad estadounidense.

El presidente Joe Biden, desde Madrid donde participaba de la reunión de la OTAN, calificó la medida del tribunal de devastadora en la lucha contra el cambio climático. Hay que tener en cuenta que Estados Unidos, junto a China son los dos países que más aportan a la contaminación atmosférica con impacto en los gases de efecto invernadero, y estas medidas dificultan las políticas que intentaban virar hacia un esquema más sustentable en el largo plazo.

Corte mayoritariamente conservadora

En un comunicado de prensa citado por 20 Minutos, Biden también expresó que “si bien esta decisión corre el riesgo de dañar la capacidad de nuestra nación para mantener nuestro aire limpio y combatir el cambio climático, no cejaré en usar mis capacidades legales para proteger la salud pública y abordar la crisis climática”. Según detalla el diario El País de España, la sentencia que contiene 89 páginas no anula ninguna restricción concreta de emisiones en vigor, sino que quita a la EPA la autoridad para imponerlas para todo el país.

Al ocurrir esto, saca al gobierno federal la potestad para definir una política al respecto, y hace que cada estado las defina mediante sus representantes. De esta forma, muchos estados republicanos piensas ir en sentido totalmente contrario. Al mismo tiempo, la resolución eleva ese poder al Congreso, donde los demócratas no cuentan con mayoría suficiente para desatascar sus propuestas legislativas.

Esta resolución judicial ocurre en medio de un complejo horizonte de cara a las elecciones de medio término del 8 de noviembre que renuevan un tercio del Senado, y 435 representantes de la Cámara de Representantes. La mayoría de los sondeos indican que el gobierno perderá aún más posiciones en el Congreso tras la elección. Es cierto que los Estados pueden aprobar sus propias normativas, pero muchos de ellos no son partidarios de restricciones ambiciosas.

Diferentes posiciones

Un pasaje de la resolución citado por El País ayuda a comprender la postura de la Corte. Allí se considera que “la EPA entiende que el Congreso le encomendó implícitamente, y solo a ella, la tarea de hallar el equilibrio entre las numerosas consideraciones vitales de política nacional implicadas en la decisión de cómo obtendrán los estadounidenses su energía. La EPA decide, por ejemplo, hasta qué punto es factible cambiar el carbón por el gas natural en 2020, 2025 y 2030 antes de que la red se colapse, y hasta qué punto pueden subir los precios de la energía como consecuencia de ello antes de que se conviertan en irrazonablemente exorbitantes”.

Más allá de ello, el dictamen indica que “hay pocas razones para pensar que el Congreso asignó esas decisiones a la Agencia”. Ahora la puja entre los dos partidos mayoritarios es más fuerte, mientras que los magistrados progresistas que integran la Corte lamentaron esta decisión. Algunos estados con fuerte peso en el mercado de la energía, como California no piensan cambiar su postura.

El gobernador de California, Gavin Newson, posteó en Twitter que “este Tribunal Supremo está empeñado en hacer retroceder el reloj e ignorar la realidad. Ahora, han amordazado la capacidad del gobierno federal para hacer frente al cambio climático”. Más allá de las decisiones desde la política, si es cierto que en el marco privado muchas empresas están reconvirtiendo su matriz energética de cara al futuro, aunque el interés del sector de las petroleras e industrias del sector vaya en sentido opuesto.