meteored.com.ar

¿Cuáles fueron los huracanes más destructivos y mortíferos?

Cuando los huracanes llegan a zonas habitadas sus efectos son devastadores. Estados Unidos encabeza la lista de países afectados por huracanes que generaron las mayores pérdidas económicas.

Katrina
Imagen satelital que muestra al huracán Katrina sobre aguas del Golfo de México en su camino hacia Nueva Orleans.

Los huracanes son fenómenos meteorológicos de extrema violencia y gran escala. A la hora de clasificarlos se lo hace fundamentalmente por la intensidad del viento constante que lo rodea, aunque otros eventos como lluvias excesivas, y el daño producido por el aumento en el nivel del mar son otros factores asociados a su peligrosidad.

Ahora, al intentar definir cuál ha sido el huracán que generó más daño, la respuesta dependerá en función del parámetro que se tome, como lo define Live Science que intentó ahondar en esta cuestión. Es que lo podríamos dimensionar en función del costo económico o del costo en vidas humanas, por ejemplo.

Si se toma el daño económico, el huracán Katrina sería el ganador. Este huracán ocurrió en 2005, y en Estados Unidos afectó desde Florida hasta Luisiana. Se estima que los daños ocasionados superaron los 125.000 millones de dólares de 2022. Pero aún asi, una tormenta ocurrida en Florida en 1926 podría haber sido aún mas destructiva. Hay que decir que Katrina se llevó la vida de más de 1800 personas entre los días 23 y 30 de agosto de ese año, y también afectó duramente a Cuba y Bahamas.

La reina Katrina

Si esa medida se la hace por el número de muertes, el más mortífero ha sido un huracán que afectó a el Caribe en 1780, y según datos recopilados por historiadores, habría producido más de 22.000 muertes. Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y citado por Live Science, intentó hacer el análisis de todos los ciclones tropicales, pero enfocándose mayormente en los posteriores a 1900, dejando el resto para el trabajo de historiadores con datos que difícilmente se pueden contrastar.

Para tener una mayor idea del impacto económico de Katrina, si a las pérdidas directas que mencionamos antes, se le suman pérdidas indirectas, ese número trepa casi a los 186.000 millones de dólares de 2022. La Oficina Presupuestaria del Congreso de Estados Unidos en 2019 previó pérdidas anuales causadas por huracanes en 54.000 millones de dólares de 2022. O sea que el costo de Katrina, o sea casi 3 veces y media más, y representaron el 1% del Producto Bruto Interno de ese país.

La gran devastación de este huracán ocurrió en Nueva Orleans, Luisiana, donde el aumento en el nivel del mar por la fuerte marejada rompió las defensas de la ciudad que terminó bajo el agua y sufrió mucho los efectos, tanto en vidas como en costos económicos. El daño de Katrina quedó grabado a fuego en los habitantes de Nueva Orleans que nunca dejarán de recordarlo.

Los que siguen en la lista

El segundo en la lista es el más próximo en el tiempo, Harvey. Este huracán ocurrió en 2017, y su principal fuerza de daño se generó por la acumulación de lluvias, que afectó especialmente al sudeste de Texas, y en forma muy directa a Houston. El costo de sus daños ascendió a 1490.000 millones de dólares de 2022. Estos dos huracanes, Katrina y Harvey, han sido los dos más costosos a nivel global. Es lógico pensar que eso es así, porque el costo de daño es mayor en países que tienen más infraestructura.

Nueva Orleans
Imagen de la ciudad de Nueva Orleans totalmente inundada tras el paso de Katrina que destruyó las defensas marítimas.

El tercero en la lista fue María, que azotó Puerto Rico en 2017 (el mismo año de Harvey), y causó daños por 107.000 millones en dólares de 2022. Siguen en la lista Sandy que inundó a Nueva York y anegó a su red de subterráneos, con un costo de 82.000 millones de dólares. En 2021 Ida inundó Luisiana y además generó muchos tornados, con un coste de 79.000 millones de dólares.

El sexto lugar de la lista lo ocupa el huracán Irma de 2017 (como verán 2017 fue un año extremo) azotó varias islas del Caribe, incluido Puerto Rico, causando un total de 59.500 millones de dólares en daños materiales y de infraestructuras. Este análisis cuenta a los huracanes del Atlántico, pero otros ciclones tropicales como el tifón Hagibis, en 2019, le costó a Japón unos 15.000 millones de dólares de 2019 en daños.