El ciclón tropical Idai arrasa al este de África

Mozambique, Zimbabwe y Malawi fueron afectados por este ciclón que es uno de los peores en el hemisferio sur. Los muertos podrían superar holgadamente el número de 1000, mientras que al menos 15000 serían las personas desplazadas.

Enzo Campetella Enzo Campetella 21 Mar 2019 - 06:55 UTC
Idai
La imagen del ciclón Idai el pasado 15 de marzo. Las lluvias colapsaron gran parte de Mozambique, Zimbabwe y Malawi / Imagen Terra MODIS

El ciclón tropical Idai va a quedar impreso en la historia de África. Por sus consecuencias devastadoras es no solo el peor en la historia de África, sino uno de los más mortíferos en el hemisferio sur. Si bien las cifras preliminares indican 400 muertos, el presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, indicó que ese número podría superar holgadamente a 1000 personas.

Idai se formó el 4 de marzo de 2019, y quedó atrapado en el canal de Mozambique (entre Mozambique y Madagascar). Eso hizo que se mantuviera activo más de 10 días. Durante ese tiempo tocó tierra en dos oportunidades. Una al principio de su desarrollo, para volver al océano, y regresar al continente hacia el 15 de marzo.

En su desarrollo alcanzó categoría 3 en la escala Saffir Simpson, con vientos sostenidos de 195 kilómetros por hora. Pero el peor flagelo de Idai fue la cantidad de lluvia que se abatió sobre la zona. Mozambique fue el que se llevó la peor parte. Beira, que es su principal puerto, quedó destruido en un 90 %, y al día de hoy se mantiene sin agua potable y sin electricidad.

Hay zonas donde la destrucción es casi total

De acuerdo a lo reportado por Washington Post, avalanchas de lodo destruyeron escuelas y casas en Zimbabwe, arrastrando personas cuyos cuerpos fueron encontrados días después. Es el caso de la escuela St. Charles Lwanga, terriblemente afectada. El grado de destrucción es tal que el impacto sobre las economías de estos países los llevarán atrás en el tiempo por varios años.

En Mozambique la situación es desesperante. El presidente del país se ha visto obligado a pedirle a los habitantes que viven cerca de ríos que se alejen porque las represas están al borde del colapso y tendrán que descomprimirlas liberando caudal aguas abajo. Esto irremediablemente inundará zonas ribereñas muy pobladas.

Según lo informado por BBC, la situación en toda la zona es realmente compleja. Las personas están necesitando alimentos con urgencia. Y todo se desarrolla en países con graves déficit en sus infraestructuras, y en condiciones que hacen posible el rápido aumento de contagio de enfermedades.

Al menos 15 mil personas desplazadas

El sitio AfricaNews estableció en al menos 15000 las personas desplazadas, muchas de ellas con todas sus pertenencias desaparecidas. La ayuda internacional está llegando a la zona pero las condiciones del terreno, y la magnitud de la tragedia hace que las ONGs y los organismos que actúan en el terreno estén totalmente desbordados.

El panorama que encuentran los rescatistas es muy complejo con cientos de personas aferrándose a árboles o intentando sobrevivir en el techo de los edificios. Muchas zonas suburbanas están en peores condiciones porque la ayuda se hace mucho más difícil. Los números de UNICEF estiman que 260 mil chicos están en riesgo, y World Food Programme indicó que 500 mil personas necesitan alimentos con suma urgencia.

Países vecinos como Tanzania están ayudando directamente, mientras que la Unión Europea, el Reino Unido y los Emiratos Árabes estan colaborando con recursos. Para la Cruz Roja, solo en Mozambique 400 mil personas se han quedado sin hogar. Una tragedia humanitaria que no tiene el mismo espacio en los medios internacionales que otros fenómenos que ocurren en Estados Unidos o en países desarrollados.

Publicidad