meteored.com.ar

Estudio: el huracán Ian tuvo más lluvias debido al cambio climático

El paso del devastador huracán Ian motivó un rápido estudio de atribución. Se concluyó preliminarmente que el cambio climático agregó al menos un 10% más de lluvia al evento.

Ian huracán Florida
Un imagen de la ciudad de Naples, tras el paso de Ian. Foto: Policía de Naples / USA Today.

Las cifras de muertos en Florida a causa del poderoso huracán Ian siguen siendo preliminares por estas horas en la medida que continúa la búsqueda de sobrevivientes. Al menos 100 personas han perdido la vida en uno de los ciclones tropicales más importantes de los últimos tiempos, que tocó tierra en Cayo Costa (suroeste del estado) con vientos de 240 km/h.

Desde la semana pasada más de 6000 personas han sido rescatadas en todo el estado, en especial en el suroeste, la "zona cero" tras el paso de Ian, y también en el centro, donde muchas casas resultaron inundadas.

Este evento extraordinario motivó rápidamente un estudio de atribución que concluyó que el cambio climático agregó al menos un 10% más de lluvia al huracán Ian.

Esta reciente investigación, que aún no ha sido revisada por otros expertos, comparó las tasas máximas de precipitación durante la tormenta con otros 20 escenarios computarizados de un modelo, con las características de un huracán como Ian que llegara a Florida en un mundo sin cambio climático provocado por la actividad humana.

“La tormenta verdadera fue 10% más lluviosa de lo que debió ser”, dijo Michael Wehner, coautor del estudio y científico del Laboratorio Nacional Lawrence, en Berkeley.

10% más de lluvia: parece poco pero depende el contexto

Los meteorólogos pronosticaron que Ian habrá dejado caer más de 600 mm de lluvia en algunas partes del estado de Florida hasta la finalización del evento.

Previamente, Wehner y Kevin Reed, un científico atmosférico de la Universidad de Stony Brook, publicaron un estudio en Nature Communications a principios de este año sobre los huracanes de 2020 y descubrieron que durante sus períodos de tres horas más lluviosos eran más de un 10 % más húmedos que en un mundo sin gases de efecto invernadero. Ahora, ambos autores aplicaron la misma técnica de atribución científicamente aceptada para el estudio del huracán Ian.

Una antigua regla de la física es que por cada grado adicional de calor Celsius, el aire de la atmósfera puede contener un 7 % más de agua. Recientemente, el Golfo de México estuvo 0,8 °C más cálido de lo normal, lo que debería haber significado un 5% más de lluvia. La realidad resultó ser aún peor. El estudio de atribución encontró que el huracán dejó caer el doble: 10% más de lluvia.

Un 10% podría no parecer mucho, pero 10% de 510 mm son 51 mm que es mucho si se tiene en cuenta que ya antes habían caído 510 mm, indicó Reed.