Europa prohíbe plásticos de un solo uso

La medida aprobada por el Parlamento Europeo entraría en vigor para el año 2021. Esta acción apunta a disminuir la contaminación de los océanos e implica un paso más en un marco legal amigable con el medio ambiente.

Enzo Campetella Enzo Campetella 25 Oct 2018 - 08:43 UTC
Prohibición de plásticos
Gran parte del plástico utilizado es de un solo uso, y su degradación, en algunos casos, puede necesitar de más de 1000 años.

El Parlamento Europeo ha tomado una decisión que va en sintonía con los pedidos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. En los últimos días aprobó medidas concretas que tienen como finalidad la prohibición o limitación de varios elementos plásticos de un solo uso. Estas medidas ayudan a proteger a los océanos, al punto que son políticas favorables contra el cambio climático.

De acuerdo a lo reportado por BBC, entre los considerandos de la normativa aprobada, el Parlamento Europeo hizo hincapié que si no se aplican cambios urgentes, “para 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos”. La propuesta avanza sobre la limitación de elementos plásticos de un solo uso para comidas o bebidas, como pueden ser tazas, sorbetes o botellas.

Los 28 países que conforman el bloque europeo coincidieron no sólo en prohibir el uso elementos plásticos de un solo uso, sino que en la necesidad de profundizar las políticas y acciones para aumentar el reciclaje. También se sumaron a la prohibición determinados elementos de pesca.

Las medidas en números

La norma aprobada por el Parlamento Europeo estableces que el 90 % de las botellas plásticas tendrán que ser recolectadas y recicladas al entrar en vigor la nueva ley. Para fines de la próxima década los fabricantes de cigarrillos estarán obligados a reducir en un 80 % el uso de plástico en sus filtros.

Según lo indicado por Global Citizen, gran parte de la aprobación de esta prohibición de elementos plásticos de un solo uso fue gracias a la enorme presión pública que está pidiendo acciones concretas de los gobiernos a una problemática que de no detenerse seguirá convirtiéndose en una gran amenaza para toda la humanidad.

Mientras que los residuos orgánicos tardan cuatro semanas en degradarse, el papel y el carbón necesita de un año, y el aluminio alrededor de 10 años. Pero el plástico tiene tiempos de degradación en otra escala: las bolsas no menos de 150 años, las botellas alrededor de 1000 años estando enterradas.



Todos coinciden en accionar contra el plástico de un solo uso

Si bien el Reino Unido está en proceso del Brexit para dejar el bloque europeo, es un país que viene tomando medidas en el mismo sentido, por lo que en este tema en particular no parece tener diferencias con el resto. Es creíble pensar que las medidas votadas podrán entrar totalmente en efecto para el año 2021.

Plástico en la vida humana
El plástico juega un papel importante en la vida humana. Pero la gran cantidad de plásticos de un solo uso amenaza a la vida marina.

Luego del proceso parlamentario, lo que queda por delante es que los miembros de la Unión Europea se pongan de acuerdo respecto de los mecanismos para hacer realidad la ley. La medida es por sí misma, la más estricta respecto de la limitación de usos de plásticos en todo el mundo.

SI bien es cierto que a las empresas este cambio les puede costar unos 3,5 mil millones de dólares año, a los consumidores el beneficio se acercaría a los 8 mil millones de dólares. Los puestos de trabajos necesarios para aplicar la ley superaría los 30 mil, y los daños ambientales que se evitarían superarían los 25 mil millones de dólares.

Publicidad