meteored.com.ar

Hasta 1200 millones de personas sufrirán estrés por calor para 2100

A medida que la Tierra se calienta, las condiciones de calor extrema son cada vez más frecuentes. Esto pone en riesgo de salud a una porción importante de habitantes en todo el mundo.

Calor extremo
El número de personas afectadas por el calor extremo irá en aumento a medida que el planeta se caliente.

El estrés que causa el calor y la humedad extrema afecta cada vez a más personas en todo el mundo. De acuerdo a un estudio del Instituto Rodgers de la Tierra, los océanos y las ciencias atmosféricas publicado por la revista Environmental Research Letters, para el año 2100 hasta un total de 1200 millones de personas habitarán zonas donde el efecto del calor se harán sentir.

Esto, en números, supone cuatro veces más que las personas afectadas en la actualidad, y doce veces más sin los efectos del calentamiento global generado tras la era industrial. Este cálculo está realizado partiendo de la base que la aumento de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera siga aumentando con la tasa actual.

De acuerdo a lo publicado por Phys.org, el aumento de las temperaturas globales está aumentando la exposición al estrés por calor, lo que perjudica la salud humana, la agricultura, la economía y el medio ambiente. La mayoría de los estudios climáticos sobre el estrés por calor proyectado se han centrado en los extremos de calor, pero no consideran el papel de la humedad, otro factor clave.

La letal combinación de temperatura y humedad

Para Robert E, Kopp, director del Instituto Rodgers de la Tierra, los océanos y las ciencias atmosféricas, "cuando observamos los riesgos de un planeta más cálido, debemos prestar especial atención a los extremos combinados de calor y humedad, que son especialmente peligrosos para la salud humana". A medida que los valores de concentración de dióxido de carbono aumentan, se eleva la temperatura media y los valores extremos son cada vez más frecuentes.

Este escenario hace que los días cálidos y húmedos sean más probables e intensos. Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York, el día más cálido y húmedo en un año típico ya ocurre aproximadamente 11 veces más frecuentemente de lo que hubiera sido en el siglo XIX, según lo dicho por Dawei Li, un ex asociado postdoctoral de Rutgers ahora en la Universidad de Massachusetts.

Cuando el cuerpo está incapacitado de enfriarse correctamente con la sudoración, el estrés por calor aumenta rápidamente. La temperatura corporal puede dispararse y dañar el cerebro y otros órganos vitales. El estrés por calor varía desde condiciones más leves como erupción por calor y calambres por calor hasta el agotamiento por calor, el tipo más común. El golpe de calor puede matar o causar discapacidad permanente sin tratamiento de emergencia.

Los efectos sobre la salud humana

El estudio analizó cómo los extremos combinados de calor y humedad aumentan en una Tierra que se calienta. Para ello se utilizaron 40 simulaciones climáticas para obtener estadísticas sobre eventos raros. El estudio se centró en una medida del estrés por calor que tiene en cuenta la temperatura, la humedad y otros factores ambientales, como la velocidad del viento, el ángulo solar y la radiación solar e infrarroja.

Calor
El efecto combinado de la temperatura y la humedad pueden generar un ambiente perjudicial para la salud.

Se prevé que la exposición anual al calor y la humedad extremos que excedan las pautas de seguridad afectará las áreas que actualmente albergan a unos 500 millones de personas si el planeta se calienta 1.5°C y casi 800 millones a 2°C . El planeta ya se ha calentado aproximadamente 1.2°C por encima de los niveles de finales del siglo XIX.

Se estima que 1.200 millones de personas se verían afectadas con 3°C de calentamiento, como se esperaba para fines de este siglo bajo las políticas globales actuales. En las grandes ciudades, con el efecto de isla de calor, estos valores extremos podrán ser cada vez más frecuentes.