meteored.com.ar

Las 8 amenazas que pueden causar una catástrofe global

Una catástrofe global está definida como aquella que podría causar la muerte de más del 10% de la humanidad. Estos son los mayores riesgos globales.

Catástrofe global
El cambio climático, una guerra nuclear o la inteligencia artificial pueden causar una catástrofe global.

El concepto de riesgo catastrófico global designa un hipotético evento futuro con potencial para degradar el bienestar de la mayoría de la humanidad. No necesariamente debería ser un evento que cause la extinción de la humanidad pero sí, por ejemplo, de dimensiones suficientes como para destruir la civilización moderna

Los riesgos se estiman mediante los dos parámetros que lo determinan: la magnitud de la pérdida potencial multiplicada por la probabilidad que esa pérdida ocurra. Entonces, si las pérdidas potenciales de un riesgo son enormes, no deberíamos descartarlo simplemente sobre la base de una probabilidad aparentemente baja. La reciente Misión DART, un plan de protección planetaria para disminuir el riesgo de que terminemos como los dinosaurios, es prueba de las preocupaciones que despiertan estos riesgos con baja probabilidad de ocurrencia.

La Global Challenge Foundation (GCF), es una organización que se dedica al análisis de las grandes amenazas mundiales. Ha identificado a los riesgos asociados con las armas de destrucción masiva, el cambio climático y otras degradaciones ambientales a gran escala, como los principales riesgos catastróficos globales. Y estos riesgos se pueden ver amplificados por el crecimiento de la población, la pobreza extrema y la violencia por motivos políticos.

A continuación, veremos las amenazas que pueden desencadenar una catástrofe global, según la GCF

Cambio Climático

La ciencia es inequívoca: la acción tardía corre el riesgo de desencadenar impactos del cambio climático tan catastróficos que nuestro mundo se volverá irreconocible.

Cambio Climático
El cambio climático es el principal desafío al que se enfrenta la humanidad y que pone en riesgo su supervivencia.

Los cambios irreversibles en los patrones climáticos globales implicarán riesgos significativos para la seguridad alimentaria. La combinación de altas temperaturas y humedad pondrían en peligro las actividades humanas normales y se registrarán extinciones masivas de especies con efecto cascada sobre el funcionamiento de los ecosistemas y los servicios críticos para el sostenimiento de la humanidad.

Armas de destrucción masiva

Desde las bombas sobre Hiroshima y Nagasaki, el mundo ha vivido a la sombra de una guerra de características extremadamente crueles. Aún hoy, el riesgo de una guerra nuclear sigue presente y cercano.

Armas de destruccion masiva
Una guerra nuclear, química o bacteriológica no es un escenario improbable para la humanidad.

Los productos químicos tóxicos o los microorganismos infecciosos se han utilizado como armas para dañar o matar a los humanos durante milenios, desde la antigua práctica de envenenar los pozos de agua del enemigo, el uso de gases nerviosos en la Guerra Irán-Irak. Los nuevos desarrollos tecnológicos sumados a un error o un uso intencional, podrían causar una pandemia de proporciones sin precedentes.

Colapso ecológico

Los ecosistemas son la base de la vida humana y dependemos de los servicios que éstos brindan de aire, agua, alimento, refugio y energía. Los ecosistemas tienen una capacidad de tolerancia y recuperación al uso humano, pero a partir de un "punto de inflexión", los ecosistemas pueden colapsar. Este “colapso de ecosistemas”, debido a la presión humana y al impacto del cambio climático entre otros factores, pueden causar que las condiciones de vida de los seres humanos se deterioren de manera significativa, como ya ha sucedido en diferentes regiones del planeta.

Inteligencia Artificial

La inteligencia humana que nos ha traído hasta este presente, es la responsable de los mayores triunfos de la humanidad, pero también nos ha conducido a grandes desastres.

Inteligencia Artificial
¿Podrá una IA como Skynet tomar conciencia de si misma y controlar un arsenal nuclear con independencia de los humanos?

¿Qué pasaría si creamos una inteligencia artificial (IA) que infinitamente más inteligente que cualquier ser humano que haya existido? ¿Nos asegurará un futuro mejor? ¿O tomará conciencia de sí misma como la Skynet de Terminator y provocará el exterminio de los seres humanos, como temen algunos expertos si un programa de IA es mal utilizado intencionalmente para causar daño, o si interpreta de manera correcta una misión mal definida? El riesgo de la IA hoy es emergente, pero los avances tecnológicos pueden acelerarlo rápidamente.

Impacto de Asteroides

Los asteroides cercanos a la Tierra con un diámetro mayor a 1 km tienen el potencial de causar efectos a escala global, con potencial de extinción de la especie humana. Los más pequeños (140 m a 1 km) podrían causar devastación continental, matando potencialmente a cientos de millones de personas. Los asteroides más pequeños son la amenaza de impacto más probable a corto plazo, pero aún por su tamaño pueden causar un daño significativo. Hasta la fecha se han descubierto casi 30.000 asteroides cercanos a la Tierra según la NASA, y unos miles de ellos miden al menos 140 metros de ancho.

Pandemias

Las pandemias de los siglos V y XIV mataron a cerca del 15 % de la población mundial en unas pocas décadas. Los avances en el desarrollo de vacunas nos han permitido erradicar o controlar enfermedades; la salud pública y el saneamiento han reducido el impacto de otras.

Pandemia
Las pandemias en los siglos V y XIV mataron a más del 15% de la población mundial y son una amenaza probable.

Persiste un grave riesgo de que la aparición de otra nueva enfermedad infecciosa en humanos provoque un gran brote o pandemia, con una alta mortalidad y una rápida propagación en nuestro mundo densamente poblado, urbanizado y altamente interconectado. Y el riesgo de que antibióticos y otros medicamentos se vuelvan ineficaces debido al mal uso, favoreciendo brotes de infecciones resistentes.

Erupciones volcánicas

La erupción el supervolcán Toba en Indonesia, hace 74.000 años, provocó un enfriamiento global de 3 a 5 °C por algunos años, causando una enorme pérdida de vida vegetal y animal, calificada por algunos como la mayor extinción masiva en la historia humana. Se estima que una erupción supervolcánica ocurre cada 17.000 años en promedio, y el último evento conocido ocurrió hace 26.500 años en Nueva Zelanda. Es un riesgo que no se debe despreciar.

Geoingeniería solar

La geoingeniería se basa en tecnologías emergentes que, con la finalidad de mitigar el cambio climático, pueden hacer posible la manipulación de la atmósfera. La más conocida es la de captura de carbono, que puede proporcionar una solución duradera al cambio climático, aunque no hay tecnología que pueda hacerlo en una escala masiva necesaria.

Geoingenieria solar
Representación conceptual de espejos en órbita sobre la tierra para enfriar el planeta.

La geoingeniería solar es otra, y su objetivo es reducir la temperatura de la Tierra reflejando la luz y el calor del Sol hacia el espacio mediante pantallas reflectoras o la inyección de aerosoles u otras partículas en la estratosfera. Esta tecnología presenta riesgos que trascienden fronteras y conlleva desafíos éticos, socioeconómicos y políticos.