Los océanos se calientan más rápido de lo previsto

El calentamiento de los océanos se está acelerando de acuerdo a los resultados de una investigación conocida esta semana. El mecanismo por el que los océanos absorben calor excedente de la atmósfera está llegando a su límite.

Enzo Campetella Enzo Campetella 12 Ene 2019 - 03:15 UTC
Calentamiento océanico
El calentiamiento de los océanos implica una mayor probabilidad de desarrollo de ciclones tropicales más intensos

El resultado de un reciente trabajo de investigación ha concluido que la velocidad de calentamiento de los océanos es hasta un 40 % más rápida que lo estimado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC - ONU) hace cinco años atrás. Las conclusiones de la investigación fueron publicados este jueves en la revista Science.

De acuerdo a un artículo publicado New York Times, estos resultados tienen serias implicaciones sobre el panorama que se había trazado para las próximas décadas. Lo cierto es que casi todo el exceso de calor absorbido por el planeta finalmente es almacenado en las aguas oceánicas. Otro dato saliente es que la temperatura de los océanos han quebrado récords por varios años consecutivos.

El trabajo de investigación fue encabezado por Lijing Cheng, investigador del International Center for Climate and Environmental Sciences, y miembro de la Academia China de Ciencias con sede en Beijing. El resto del grupo de trabajo fue completado con investigadores de Estados Unidos.

Los océanos se quedan con gran parte del calor

El estudio concluye que el 93 % del desbalance de energético es absorbido por los océanos lo que contribuye a su calentamiento. A diferencia de la atmósfera, el océano tiene un ciclo de calentamiento diferente por lo que no se atribuye a variabilidades internas y son directamente relacionadas a la influencia humana.

Si bien el calentamiento observado está siendo considerablemente más rápido que el esperado, la investigación valida los cálculos pronosticados por los principales modelos de cambio climático. Zeke Hausfather, otro de los miembros del equipo, ha indicado a New York Times que “2018 será el año récord más cálido para los océanos”. Antes, 2016 había sido el año más caliente para los océanos, luego superado por 2017 y ahora por 2018.

Esta secuencia de años con océanos cada vez más cálidos avalan todos los trabajos realizados en décadas anteriores, creando un escenario de calentamiento globlal cierto y cada vez más confirmado por la evidencia de los datos y la tendencia interanual. Pero el calentamiento no ha sido mayor porque los océanos han servido de amortiguador al captar casi todo el calor excedente.

Escenarios posibles hacia el futuro

Si la capacidad de los océanos para absorber el calor excedente llegar a su límite, se pasaría a una nueva fase en la que la superficie de la Tierra se calentaría mucho más rápido de lo que conocemos hasta hoy. Océanos más calientes significan una mayor chance de ciclones tropicales más destructivos y la muerte de diversos ecosistemas marinos.

Arrecifes de coral
Los arrecifes de coral son muy vulnerables a los cambios de temperatura.

Los arrecifes de coral son muy sensibles a cambios de temperatura, por lo que estos aumentos pueden ser complejos de mantenerse en el tiempo. De estos ecosistemas dependen un gran número de peces que son alimento para millones de personas. En los últimos tres años han desaparecido un quinto de todos los corales.

Por otro lado, el aumento de la temperatura de los océanos implica también un incremento de su volumen, lo que podría agregar hasta unos 30 centímetros a su nivel adicional a lo que provoca el derretimiento de glaciares. Todos estos escenarios avalan lo que gran parte de la comunidad científica viene alertando en los últimos años.

Publicidad