Explosión de meteoro hace 3600 años destruyó una ciudad: ¿fue Sodoma?

En el sitio arqueológico conocido como Tall el-Hammam, Jordania, investigadores han encontrado evidencia de una explosión cósmica masiva que habría destruido una ciudad entera hace unos 3600 años. Se cree que es la ciudad que inspiró la historia bíblica de Sodoma.

meteorito meteoro tierra
El impacto de un gran meteorito parece ser la razón detrás de la devastación de una ciudad cerca del Mar Muerto.

Durante unos 15 años, los arqueólogos han estado trabajando en excavaciones en el sitio arqueológico conocido como Tall el-Hammam - Jordania (Oriente Medio). Allí, encontraron evidencia de una explosión cósmica masiva, que habrá ocurrido hace aproximadamente 3600 años, destruyendo una ciudad entera cerca del Mar Muerto. Se estima que esta explosión fue 1000 veces más poderosa que la bomba atómica de Hiroshima.

Al analizar la evidencia arqueológica, junto con una calculadora de impacto online, los investigadores estimaron que una roca espacial de aproximadamente 50 metros de ancho explotó a unos 4 km sobre la Tierra, liberando suficiente energía para elevar la temperatura del aire a más de 2.000 °C. Esto habría incinerado inmediatamente estructuras y cuerpos de madera, y habría derretido cualquier objeto metálico como espadas o lanzas, e inclusive estructuras de cerámica y ladrillos de arcilla. Además, habría generado una onda de choque masiva que viajó a una velocidad de 1200 km/h, siendo lo suficientemente potente como para devastar la ciudad.

Tall el-Hammam
Ubicación de la ciudad de Tall el-Hammam, a poco más de 11 km del Mar Muerto. Fuente: NASA.

Los autores del artículo, publicado en Nature Scientific Reports, señalan que "un relato de un testigo ocular de este catastrófico evento de 3600 años pudo haber sido transmitido como una tradición oral que eventualmente se convirtió en el relato bíblico escrito de la destrucción de Sodoma", ciudad que, según las escrituras bíblicas, fue destruida con rocas y fuego provenientes del cielo. Esta historia tiene su origen en una época en la que muchos desastres naturales se atribuían a la ira de los dioses.

Desde finales de la Edad de Bronce Media, la región alrededor de Tall el-Hammam en el este de Jordania ha sufrido una especie de crisis civilizatoria, permaneciendo desocupada durante los siguientes quinientos a setecientos años. Originalmente, esta área era una de las tierras agrícolas más productivas de la región y ha apoyado a civilizaciones prósperas durante al menos tres milenios. Pero de repente el suelo de la región se inundó de sal y, por tanto, durante mucho tiempo, no creció nada.

El misterio que rodea a esta región: ¿finalmente develado?

Este misterio ha sido estudiado por investigadores de diversas universidades y organizaciones desde 2005. Las primeras excavaciones arqueológicas han revelado la presencia de materiales inusuales, como cerámica y fragmentos de ladrillos de barro arcilloso fundido, cenizas, carbón vegetal, semillas carbonizadas y textiles quemados, etc. Son evidencia de una destrucción impresionante.

Las guerras, los incendios, las erupciones volcánicas y/o los terremotos fueron descartados de la "lista de sospechosos" por los investigadores, ya que no era probable que estos eventos causaran el grado de destrucción encontrado en el sitio, ni siquiera eran capaces de producir el intenso calor necesario para provocar la fusión comprobada. Sin embargo, luego, las excavadoras encontraron signos reveladores de un evento intenso y repentino a temperaturas muy altas, que solo se puede explicar a través de un impacto cósmico.

El abandono de la civilización

El impacto de un asteroide incluso se consideró inicialmente como una posible razón detrás de la evidencia encontrada por los arqueólogos, pero se descartó porque no había evidencia de un cráter en el área. Con la calculadora de impacto, los investigadores determinaron que la causa más probable de la destrucción fue un estallido de aire cósmico causado por un cometa o un meteoro. Los cálculos mostraron que tal evento daría como resultado el grado de destrucción que encontraron.

El abandono durante varios cientos de años de localidades en esta región del Mar Muerto se explica por la hipersalinidad del suelo que hacía imposible la agricultura.

Además, una afluencia de sal relacionada con la explosión produjo hipersalinidad en el suelo circundante, lo que imposibilitó la práctica agrícola. Esto llevó al abandono durante 600 años de unas 120 localidades de la región en un radio de 25 km.

Según el geólogo Ted Bunch y colaboradores, la explosión habría vaporizado o esparcido niveles tóxicos de agua salada del Mar Muerto a través del valle, lo que impidió que la gente cultivara en esa zona. "Sin cultivos, nadie podría vivir en el valle durante 600 años, hasta que las lluvias mínimas en este clima desértico eliminen la sal de los campos".