meteored.com.ar

La sal del mar podría predecir las lluvias para los cultivos

Un estudio reciente describe cómo las variaciones de la salinidad de la superficie del océano pueden predecir las lluvias en la tierra con una temporada de anticipación, mejorando los pronósticos a largo plazo.

SALINIDAD DEL MAR PRONÓSTICO DE LLUVIA INUNDACIONES CAMPO CULTIVO
La sal del mar como un posible predictor de abundantes precipitaciones.

Nuevas investigaciones permiten descubrir claves sobre los eventos de lluvia intensa, proponen a la sal del mar como un posible predictor de abundantes precipitaciones. “La evaporación del océano es la principal fuente de todas las precipitaciones y, si alguna parte del océano se vuelve más salada de lo normal es porque se ha evaporado más agua, por lo que es probable que llueva más en otro lugar”, expresa el Dr. Ray Schmitt, oceanógrafo y cofundador de Salient Predictions, una empresa meteorológica que combina nuevos datos oceánicos y de la superficie terrestre para ofrecer pronósticos meteorológicos a largo plazo, con información más precisa para su uso en diversas industrias.

Uno de los peligros del calentamiento global que lleva a la crisis climática que ya estamos atravesando, es la intensificación del ciclo global del agua. La molécula de agua es más móvil a temperaturas más altas; una atmosfera mas cálida puede transportar más vapor de agua y un océano más cálido se evapora más fácilmente.

SALINIDAD DEL MAR PRONÓSTICO DE LLUVIA INUNDACIONES CAMPO CULTIVO
Viviendas inundadas en Kentucky, julio de 2022. Fuente: Guardia Nacional del Ejército de EE.UU.

Como el océano es la fuente última de toda la lluvia, sus salinidades cambiantes han revelado más claramente en las investigaciones científicas, según Salient Predictions, la intensificación del ciclo del agua en curso. Las “áreas saladas” de los océanos dominadas por la evaporación se han vuelto más saladas en las últimas seis décadas, mientras que las “áreas más frescas” se han vuelto aún más frescas.

El peligro aparece cuando las zonas secas se sequen cada vez más, y de forma más prolongada e intensa (recordemos que los precios mundiales de los alimentos alcanzaron niveles récord principios de este año 2022, en parte debido a la sequía y el calor extremo que dañaron plantaciones en importantes regiones de cultivo desde la Unión Europea hasta Argentina y Brasil). Por otro lado, las áreas húmedas experimentarán lluvias más intensas, como hemos visto recientemente en las desastrosas inundaciones en Kentucky, explica el Dr. Schmitt.

SALINIDAD DEL MAR PRONÓSTICO DE LLUVIA
Los precios mundiales de los alimentos alcanzaron niveles récord principios del 2022.

Por ejemplo, si el contenido de sal en el océano Atlántico a lo largo la costa este de Estados Unidos es bajo, podría haber una temporada seca en Iowa, el principal estado productor de maíz de EE.UU. Con ese análisis los agricultores podrían decidir plantar menos o usar una semilla más tolerante a la sequía, explica el científico. Otro ejemplo es el estudio en China para el valle del río Yangtze, una región agrícola clave en el país más poblado del mundo, los niveles de salinidad en el mar de China Meridional se han correlacionado con inundaciones y con las actuales condiciones de sequía.

Salinidad del mar como predictor de lluvias

Un trabajo de investigación ha descubierto relaciones fuente-sumidero para las salinidades de la costa este de EE.UU. en la primavera y las lluvias del medio oeste en el verano siguiente. Se han identificado relaciones predictivas similares entre la salinidad del océano y la lluvia terrestre para el Sahel de África y el valle del río Yangtze de China.

SALINIDAD DEL MAR PRONÓSTICO DE LLUVIA INUNDACIONES CAMPO CULTIVO
"El peligro aparece cuando las zonas secas se sequen cada vez más, y de forma más prolongada e intensa".

Más recientemente, los científicos de Salient Predictions han publicado que existen predictores de salinidad útiles adicionales para las precipitaciones de verano del Medio Oeste, incluso más lejos. Se ha demostrado que ciertos patrones de variaciones de salinidad en el Pacífico tropical occidental mejoran significativamente las predicciones de lluvia de verano en el Medio Oeste, particularmente para los eventos de lluvia más intensos.

Detalles de la investigación

Correlacionaron la lluvia total de la temporada más dura con la cantidad de eventos de lluvia intensa, aquellos días en los que cayeron más de 0.7 pulgadas (17.78 mm). Si bien encontraron que la fuente de humedad de verano para la parte superior del Medio Oeste es el Golfo de México, la previsibilidad proporcionada por el patrón de salinidad del Pacífico tropical occidental está relacionada con los eventos de lluvia tropical que inyectan energía de calor latente en la atmósfera y crean anomalías de salinidad.

Esa energía puede generar ondas estacionarias en la corriente en chorro en latitudes medias, que se mantienen en la trayectoria de la tormenta en los Estados Unidos continentales. Es decir, mientras que el Golfo de México puede estar suministrando humedad al jet de capas bajas de las Grandes Llanuras que fluye hacia el norte, el patrón de los picos y valles de la corriente en chorro es importante para enviar los frentes que "exprimen" la humedad en eventos de lluvia intensa.

SALINIDAD DEL MAR PRONÓSTICO DE LLUVIA
Patrón de máximos y mínimos que surgen en el Pacífico Norte, correlacionados con anomalías de salinidad tropical. Figura Li, Schmitt y Ummenhofer (2022)

La salinidad de la superficie es un buen indicador de la transferencia de energía de calor latente del océano a la atmósfera. Cuando esa energía se libera en altura en la atmósfera tropical, establece un patrón de ondas planetarias (ondas de Rossby) que se propagan a latitudes medias.

En verano, los frentes se desplazan a lo largo de la trayectoria de la corriente en chorro y descargan la humedad de los flujos de bajo nivel que transportan la humedad hacia el norte desde el Golfo de México.

Existe una fuerte correlación entre las características de salinidad tropical con la cantidad de días de fuertes lluvias en el Medio Oeste que pueden provocar inundaciones repentinas, como las observadas este verano en Kentucky.