meteored.com.ar

Qué es la astenia primaveral y cómo combatirla

Tal vez pienses que tus síntomas de agotamiento e irritabilidad se deben a que llegó el último trimestre del año y necesitas vacaciones, pero podés estar padeciendo "astenia primaveral". Te contamos todo sobre este síndrome.

astenia primavera hormona síntomas
Los síntomas de la "astenia primaveral" son pasajeros.

El refrán "la primavera la sangre altera" es una expresión totalmente fundamentada. Esta estación del año tiene impactos positivos y negativos en nuestro organismo. Los más divulgados son los relacionados con la sensación de felicidad, bienestar y mejor estado de ánimo en algunas personas, como consecuencia de una mayor liberación de hormonas y neurotransmisores como: serotonina, dopamina, oxitocina, feromonas, etc., gracias al aumento de horas de luz diaria y al ascenso de las temperaturas. Pero la primavera también deja efectos negativos que son menos populares que se manifiestan en parte de la población.

En una nota anterior te mencionamos cómo la primavera perturba a los alérgicos y te dimos algunas recomendaciones muy útiles; ahora te vamos a contar como esta estación del año altera al cerebro y puede provocarte síntomas negativos, se trata de la "astenia primaveral".

Qué es la astenia primaveral

La astenia es un síndrome que se manifiesta en algunas personas con síntomas como: agotamiento, cansancio, fatiga muscular, falta de motivación, tristeza o angustia repentina, falta de concentración y de apetito, irritabilidad, trastornos del sueño y hasta dolor de cabeza. Si bien la astenia puede aparecer en cualquier época del año en la primavera este síndrome es marcado.

Los síntomas de la astenia son pasajeros, se pueden extender hasta unos 7 días, si esto ocurre los profesionales de la salud indican que no deberían de ser preocupantes porque la astenia no es una enfermedad; sin embargo, si algunos de estos síntomas se extienden y se llegan a tornan crónicos, indican hacer consulta médica.

astenia primavera hormona
Algunos síntomas son: agotamiento, cansancio, fatiga muscular, falta de motivación, tristeza o angustia repentina, falta de concentración y de apetito, irritabilidad, trastornos del sueño y hasta dolor de cabeza.

Las personas que son más sensibles a la ansiedad pueden detectar un repunte de síntomas durante esta estación del año, el cansancio y taquicardia ocasional puede llevarlos a mal interpretar los síntomas y a pensar que una enfermedad se está manifestando.

Si estas personas se alarmas de sobremanera entran en una típica espiral ansiosa, en cambio, si son conscientes de la existencia de la astenia y del tipo de los síntomas pasajeros que provoca, entonces la ansiedad no se incrementará y poco a poco los síntomas se aplacan.

Posible causas de la astenia primaveral

En primavera nuestro cuerpo necesita un periodo de adaptación relacionado sobre todo con el aumento de horas de luz solar, mientras atravesamos ese proceso el agotamiento y el cansancio son síntomas frecuentes.

La melatonina es la hormona producida por la glándula pineal, encargada de disminuir los niveles sanguíneos durante el día y aumentarlos por la noche, regulando un ritmo diario (ciclo circadiano) de sueño y vigilia.

Al aumentan las horas de exposición al sol la glándula pineal tiene que ajustar progresivamente los niveles de melatonina, en esa situación el organismo se ve obligado a "reprogramarse" explican los especialistas en la salud, y así es como se produce un pequeño “jet lag“, de hecho en muchos países se modifica el horario.

Cómo ayudar a combatir la astenia primaveral

Lo principal para combatir el malestar momentáneo relacionado con la astenia es tener la información sobre los cambios normales que el cuerpo experimenta, por ejemplo en primavera, para no mal interpretar o confundir estos síntomas con una enfermedad.

Centrarse en lo positivo y en todo lo que está pasando en el momento presente ayuda a distraerse de síntomas que no tienen ninguna importancia, y aliviar sobre todo a las personas ansiosas.

Los profesionales recomiendan algunas actividades saludables que se pueden poner en práctica para hacer más llevaderos los síntomas de la astenia, hasta que así como llegaron se retiren.

primavera hormonas astenia
El refrán "la primavera la sangre altera" es una expresión totalmente fundamentada.

Realizar de ser posible cinco comidas al día para evitar que los niveles de glucosa disminuyan y la sensación de cansancio nos invada. Un buen desayuno energético es siempre fundamental, combinando hidratos de carbono, grasas saludables, proteínas, vitaminas y minerales. Se recomienda siempre ingerir alimentos saludables, y beber al menos 2 litros de agua al día.

Practica ejercicio de forma regular y moderada favorece el aumento de las endorfinas (una de las conocidas como "hormonas de la felicidad" segregada por la hipófisis, que actúan sobre el sistema nervioso), e ideal para combatir los síntomas de la astenia. Pero también dormir bien y descansar es fundamental, se recomienda entre 7 y 9 horas por la noche, en el caso de necesitar una siesta en el día, se recomienda que no dure más de media hora para que sea reparadora.