meteored.com.ar

¡Sorpresa! Este animal no se había extinguido después de todo

Aún no saben cómo logró evadir a los humanos por tanto tiempo, pero la única evidencia de la existencia de esta almeja era un fósil encontrado hace 85 años. ¡Y creían que estaba extinta hace 40.000 años!

oceano, extinción
La almeja fue encontrada en una playa de California.

Una almeja que se creía extinta fue encontrada viva hace unos pocos meses. Conocida como Cymatioa cooki, la única evidencia de la existencia de este ser era un fósil hallado en 1937, por lo que los científicos supusieron que la especie estaba extinta desde hace aproximadamente 40.000 años. Imaginen la sorpresa de los científicos cuando el pequeño molusco bivalvo translúcido se encontró viviendo entre mareas cerca de la costa de Santa Bárbara, California.

"No es tan común encontrar viva una especie conocida por primera vez a partir del registro fósil, especialmente en una región tan bien estudiada como el sur de California", dijo Jeff Goddard, investigador asociado del Instituto de Ciencias Marinas de UC Santa Bárbara y coautor de el estudio que detalla el descubrimiento. En noviembre de 2018, Goddard estaba buscando invertebrados para estudiar cuando encontró unas extrañas almejas blancas translúcidas que le llamó la atención.

En un primer momento, los especialistas creyeron que habían encontrado una nueva especie de almejas, pero luego de revisar los registros históricos, concluyeron que la almeja coincidía con la especie fosilizada hallada y registrada hace 85 años.

"Sus caparazones tenían solo 10 milímetros de largo. Pero cuando se extendieron, comenzaron a agitar una extremidad como un pie con rayas blancas brillantes más largo que su caparazón, me di cuenta de que nunca antes había visto esta especie", explica Jeff Goddard. Compartió las fotografías a sus colegas, pero ninguno de los expertos reconoció las criaturas marinas instantáneamente.

almeja, fosil
Imagen de la almeja recién descubierta.

Cuando se solicitó el espécimen real del museo en el que se basaron las ilustraciones del libro consultado, encontraron una combinación perfecta. Esta era la misma especie de almeja que Goddard había hallado en Naples Point, en la costa de Santa Bárbara. Había vuelto de entre los muertos.

¿Dónde estaba?

Esta zona de California es un área de moluscos que está muy bien estudiada. Resulta desconcertante que esta almeja haya eludido el descubrimiento durante tanto tiempo. Goddard describió que la región tiene una "larga historia de recolección de conchas y malacología", y que incluso hay "gente interesada en los micromoluscos más difíciles de encontrar". Esto hizo que le resultara "difícil de creer" que le llevara tanto tiempo descubrir la almeja.

La almeja Cymatioa cooki se nombró en honor a Edna Cook, coleccionista de conchas que descubrió el fósil en 1937.

Los científicos creen que estos seres habitan un área mucho más remota ubicada mucho más al sur de Baja California, y la serie de olas de calor marinas que se registraron a partir del 2014 pueden ser la razón del reciente descubrimiento. Estos episodios cálidos crearon corrientes de agua únicas que probablemente trasladaron los moluscos hacia las playas cuando eran larvas planctónicas, muy similares a otras especies. Luego de un par de años, el desarrollo de estos moluscos hizo que se diferencie de los otros y pueda ser descubierto.