meteored.com.ar

El otoño viene llegando, pero antes habrá tormentas fuertes a severas

Condiciones muy inestables se esperan para el comienzo de la última semana de verano. Rige alerta naranja por tormentas fuertes o severas entre lunes y martes. Las temperaturas bajarán mucho en el país estos días.

Alerta naranja tormentas fuertes severas
Las tormentas podrán ser fuertes a severas entre lunes y miércoles, comenzando por Cuyo y la provincia de Córdoba.

La última semana del verano presentará cambios muy destacados de tiempo en la Argentina. Luego de una primera quincena de marzo con temperaturas en general por encima de los promedios en el país, la transición hacia el otoño vendrá de la mano de un significativo evento de lluvias y tormentas que afectará a muchas provincias y que posteriormente traerá un notable descenso térmico al promediar la semana.

Al comenzar el lunes sigue predominando una masa de aire húmedo en gran parte sobre el centro y norte de Argentina, con temperaturas cálidas que incluso se extienden al centro y norte de Patagonia orillando los 30°C de máxima.

A nivel sinóptico se destacan dos sistemas… por un lado, un frente frío avanzando en este comienzo de semana por la Patagonia. Por otro lado, un sistema de baja presión en altura que finalmente recorrerá de oeste a este el país a lo largo del martes inestabilizando fuertemente el ambiente.

Si bien, producto de este segundo sistema mencionado, ya han estado ocurriendo a lo largo de los últimos días tormentas frecuentes y de variada intensidad en Cuyo, el noroeste argentino e incluso la provincia de Córdoba, es de esperar que ahora se observe el periodo de máxima inestabilidad, con tormentas que podrán presentarse fuertes o severas dejando abundante caía de agua en su desplazamiento desde el oeste del país hacia el noreste.

Alerta naranja por tormentas fuertes o severas

Las nuevas tormentas, con potencial para alcanzar fuerte o severa intensidad, comenzarían a ganar organización hacia el final de este lunes y comienzos del martes sobre Cuyo especialmente. En tal sentido el Servicio Meteorológico Nacional ha decretado un nivel de alerta naranja entre la noche y madrugada para un sector que comprende el este de Mendoza, el norte de San Luis, el sur de La Rioja y el este de San Juan.

Según destaca el parte oficial, en esta área bajo alerta naranja pueden darse tormentas fuertes a severas, con muy fuertes ráfagas, caída de granizo de diversos tamaños, y lluvias muy abundantes en cortos periodos. Las precipitaciones podrían superar los 50mm en pocas horas en forma aislada.

Tormentas con menor organización y/o severidad afectarían para el mismo tiempo La Pampa y el noreste patagónico, lugares que permanecen bajo alerta amarilla. Una vez formadas y organizadas en el oeste argentino, comenzará su avance tanto hacia el norte como hacia el este del país a partir de la madrugada del martes.

Según se desprende del análisis de nuestro modelo de confianza ECMWF, es probable esperar la organización en línea de estas tormentas, afectando fuertemente durante la madrugada del martes a buena parte de la provincia de Córdoba con acumulados muy destacados de lluvia.

A lo largo del día, estas áreas de tormentas continuarán regenerándose y avanzando, afectando tanto el noroeste como el noreste argentino, como así también Buenos Aires, Capital Federal, Santa Fe y Entre Ríos.

El sur de la provincia de Buenos Aires es otro sector crítico del país en donde la inestabilidad estará reforzada por la llegada del frente frío. Esto dejará condiciones de fuertes vientos del sudeste con ráfagas entre martes y miércoles, y precipitaciones que también podrán ser abundantes, especialmente en la Costa Atlántica bonaerense.

El otoño viene llegando

El cambio de tiempo hacia condiciones más otoñales ya estará en marcha por ese entonces en toda la Argentina. El ingreso de aire muy frío podrá provocar nevadas desde la madrugada del martes en Ushuaia, tal como sucedió la semana pasada.

A lo largo del miércoles este aire mucho más fresco se instalará con fuertes vientos del sur en toda la franja central del país produciendo un marcado descenso de temperaturas.

Con valores térmicos más bajos que lo normal continuará el resto de la semana en la Argentina, con un probable segundo evento destacado de mal tiempo hacia el próximo fin de semana.